A partir de hoy rige el pase sanitario en la provincia de Buenos Aires, mediante el cual las personas mayores de 13 años deben acreditar en determinados espacios la vacunación con dos dosis. En este sentido, y en respuesta a los distintos interrogantes que tiene la ciudadanía sobre la disposición, funcionarios y expertos explicaron sus alcances.

El pase será solicitado para poder participar de actividades culturales, deportivas, religiosas y recreativas en lugares cerrados, como así también para efectuar trámites ante organismos públicos o entidades privadas.

“El tema es proteger a la gente, no limitarla o impedirle”, dijo el gobernador Axel Kicillof en declaraciones radiales. “La idea es que la gente se vacune. Por eso el pase libre estará complementado por la vacuna libre federal”, indicó el mandatario, refiriéndose a la inmunización libre y gratuita para “todos los turistas argentinos o extranjeros en cualquiera las postas de los destinos turísticos bonaerenses”.

Click to enlarge
A fallback.

En la misma línea, el ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, aclaró que se debe seguir respetando las medidas básicas como el distanciamiento social y el uso de barbijo y, sobre todo, insistió en la importancia de “completar esquemas de vacunación Covid”.

En ese sentido, Kreplak aclaró que si a alguna persona le llega el turno para la tercera dosis mientras está de vacaciones en otra ciudad, “puede ir a cualquier vacunatorio de manera espontánea y recibir su vacuna”. El pase sanitario “es una obligación porque están todas las condiciones dadas para poder vacunarse”, insistió.

Por su parte, la subsecretaria de Gestión de la Información del Ministerio de Salud, Leticia Ceriani, señaló que “el pase libre es a través de cualquiera de las opciones, aplicación o cartón, para que uno demuestre que está vacunado”.

Además aclaró que "el pase pide dos dosis pero hasta fines de febrero quienes no hayan cumplido el tiempo interdosis necesario podrán presentar una sola". Luego de esa fecha, “se pedirá a todo el mundo ambas dosis de las vacunas”, aclaró.

También puntualizó que quien tiene la responsabilidad de chequear el pase sanitario es quien organiza la actividad. “La Provincia fiscalizará que se cumpla en organismos públicos, privados o boliches", afirmó Ceriani.

Asimismo, el médico asesor del Gobierno, Jorge Rachid, dijo que “a partir del pase estamos implementando la solidaridad compartida. Esto tiene como consecuencia el aislamiento de quienes no quieren vacunarse”.

En esta línea, el especialista detalló que "la vacuna no impide el contagio sino que lo hace más leve. La variante Delta es la que prevalece en el país, Omicron aún no tanto. Esas 1200 millones de personas sin vacunarse permiten que el virus vaya adquiriendo modificaciones".

"Hace meses que estábamos diciendo que los espectáculos eran un mecanismo de contagio", afirmó Rachid. "Vamos a ir poniéndole al ciclo molecular del virus, a esta muralla vacunatoria, una restricción, donde las personas que no se han vacunando no podrán juntarse con quienes sí lo han hecho”