La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estado Unidos (FDA) y el Departamento Norteamericano de Agricultura (USDA) confirmaron que "es muy poco probable" que los alimentos y sus envases transmitan el coronavirus, asegurando que no hay evidencias al respecto.

Sostienen que “el Covid-19 es una enfermedad respiratoria que se transmite de persona a persona, a diferencia de los virus gastrointestinales o transmitidos por los alimentos, como el norovirus y la hepatitis A, que a menudo enferman a las personas a través de alimentos contaminados”.

Por su parte, la Comisión Internacional de Especificaciones Microbiológicas para Alimentos (ICMSF) también coincidió en que los alimentos no son una fuente o una ruta de transmisión importante para el SARS-CoV-2.

La FDA declaró que entre "los más de 100 millones de casos" no se halló evidencia epidemiológica de alimentos o empaques de alimentos como la fuente de transmisión.

“Nuestra confianza en la seguridad del suministro de alimentos se mantiene firme. Los consumidores deben estar seguros, tras la información científica actual y en base a un abrumador consenso científico internacional", sostuvieron el secretario interino del USDA, Kevin Shea, y la comisionada interina de la FDA, Janet Woodcock.

Ya en mayo del año pasado, la Organización de Consumidores y Usuarios de España (OCU) habían llevado a cabo un estudio para confirmar lo que la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos (EFSA) había dicho.

Se compraron 66 productos de 10 supermercados diferentes en 4 localidades, determinando tras pruebas PCR que ninguno de estaba contaminado por coronavirus