En el marco de una segunda ola de contagios por Covid-19, que ya fue pronosticada por autoridades gubernamentales como “tsunami”, crece con fuerza la necesidad de mantener a rajatabla el protocolo sanitario, para evitar la propagación del virus y el consecuente colapso del sistema de salud.

Aunque la cifra actual de positivos es la más baja desde el 5 de abril (132 muertes y 15.262 nuevos contagios de coronavirus) se espera que recrudezca con la llegada del invierno.

Millones de argentinos de todas formas tendrán que seguir saliendo de sus casas a trabajar, y para ello la mejor protección es respetar el distanciamiento social, la higiene de manos y tener un barbijo efectivo.

Entre las mejores alternativas se encuentra el tapabocas con capacidad filtrante de más del 97% para polvos y gotículas, lanzado a mediados de marzo por el Conicet, la UBA y la Universidad de San Martín (Unsam), con el apoyo de la pyme textil Kovi.

Se trata del barbijo Atom Protect N95 Plus (FFP2), que está compuesto por cuatro capas de protección: una externa semi impermeabilizante que lentifica el ingreso de microgotas; y una segunda capa de tela tejida de algodón poliéster con los mismos activos antivirales que el primer modelo de barbijo.

Entre las mejores alternativas se encuentra el tapabocas con capacidad filtrante de más del 97% para polvos y gotículas

Luego posee un tercer filtro físico de tela no tejida con una capacidad filtrante, certificada por Nelson Labs (un proveedor líder en pruebas de laboratorio ubicado en Estados Unidos), del 97,1 por ciento para polvos a partir de 0,1 µm (micrómetros) y del 99,9% para aerosoles acuosos de cloruro de sodio (esta última medición realizada por el equipo desarrollador).

Y por último, una capa de tela tejida de algodón poliéster con los mismos activos bactericidas y fungicidas que el modelo Atom Protect original.

Así, los barbijos confeccionados con estas telas, previenen la acumulación de virus, bacterias u hongos generados por la exhalación respiratoria del usuario o usuaria y la recibida desde el exterior.

“Logran inactivar virus de la superficie del barbijo y disminuir la carga viral enviada o recibida del medioambiente”, especifica un documento publicado en la web del Ministerio nacional de Ciencia y Tecnología.

“Logran inactivar virus de la superficie del barbijo y disminuir la carga viral enviada o recibida del medioambiente”

Pueden ser utilizados hasta 8 horas sin necesidad de lavarlos. Estas horas pueden ser continuas o acumulativas. Se realizan hasta 15 lavados, con agua y con jabón blanco, manteniendo su efectividad.

Se venden packs por 10 ($4.390), 20 (8.780) y 40 unidades ($16.760) a través de la tienda online oficial, donde además hay mascarillas para niños llamadas ATOM PROTECT KIDS a $428 cada una, con dos tamaños: de 6 a 9 años y de 10 a 12 años.

En la plataforma también se ofrecen paños protectores, que sirven para limpiar superficies y dejar nanopartículas que crean una barrera para que no se apoye ni se reproduzca ningún virus, hongos y bacterias en la superficie por un tiempo prolongado de 365 días, con el precio de $439. Los envíos tardan entre 3 y 5 días hábiles, dependiendo la demanda