Científicos de la NASA advirtieron un fenómeno en el Sol que podría ocasionar heladas, terremotos y erupciones volcánicas en el planeta Tierra. La estrella que da calor y vida se encuentra en una etapa denominada “encierro”, que se caracteriza por la gran cantidad de manchas solares.

“El campo magnético del Sol se ha debilitado”, expresó el científico Tom Phillips, y explicó que el recuento de manchas “es uno de los más profundos” de los últimos 200 años.

Los científicos consideran las manchas solares como "áreas frías del tamaño de un planeta en el Sol, donde intensos bucles magnéticos asoman a través de la superficie visible de la estrella".

Este fenómeno motivó la formación de rayos cósmicos adicionales en el sistema solar. Los cambios pudieron ser detectados después de que transcurrieran 100 días sin que el Sol presentara manchas y de haberse registrado una mínima actividad solar.

Las manchas solares son como "áreas frías del tamaño de un planeta en el Sol"

En ese sentido, Phillips explicó: "El exceso de rayos cósmicos representa un grave peligro para la salud de los astronautas y viajeros polares, afecta a la atmósfera de la Tierra y también puede ayudar a desencadenar rayos".

Según informó la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), un hecho similar ocurrió entre 1790 y 1830, cuando la Tierra sufrió bruscos cambios climáticos y grandes erupciones, como la del monte Tambora en Indonesia, que dejó 70 mil muertos en 1815