En mayo de 2020, en pleno auge de la pandemia por Covid, la única manera de comunicarse que tenían las personas era a través de la tecnología e internet. Del mensajito de Whatsapp se pasaba a la videollamada y hasta se comenzaron a realizar todo tipo de eventos a través de esta metodología.

En este contexto donde reinaba la plataforma Zoom, Facebook quiso sacar ventaja y aprovechó para brindar un servicio similar con una doble jugada. Por un lado, activó las Salas en Messenger, con posibilidad de realizar videollamadas de hasta 50 personas de forma simultánea.

Por otra parte, instaló un acceso directo a las Salas en WhatsApp, para que pudiéramos ampliar las videollamadas de la app si era necesario. Así en un principio se podía hablar con hasta 8 personas, número que se duplicó en el momento de mayor aislamiento social.

Y en caso de necesitar añadir más participantes, se podía acudir a una de las Salas de Messenger, su app competidora y al mismo tiempo hermana.

Ahora bien, pasado lo peor de la pandemia, cuando avanza la vacunación en todos los países, bajan los casos de contagios, y se espera un repunte sanitario, económico y social, ese acceso directo a las Salas de Messenger, será eliminado de la app de WhatsApp.

Es que la función no suponía ninguna ventaja competitiva para WhatsApp ya que en la app se mantenían las mismas restricciones en cuanto a número de usuarios.

Solo servía a Facebook que, si WhatsApp era nuestro chat habitual, pudiésemos saltar a Messenger y usar una de sus mejores funcionalidades con un sólo clic en la pantalla.

Pero en los últimos días alertaron que la función desapareció de las versiones de prueba para las nuevas actualizaciones de Whatsapp, lo que indica que próximamente desaparecerá de todos los teléfonos, ya sea que tengan Android o iOS.

Todo apunta a que no fue una función tan utilizada como para mantenerla, y a veces conviene alivianar la app para un mejor manejo de los usuarios.

Así que volverán los seis accesos, en lugar de los siete que teníamos hasta ahora en el clip de los chats. El acceso directo a las Salas de Messenger quedará en la historia de quienes lo haya sabido aprovechar