El ufólogo Scott C. Waring, asegura haber descubierto a una persona de aproximadamente 20 metros de altura en la Antártida. Miles de personas en el mundo vieron las fotos que fueron furor en las redes.

A través del Google Earth, un programa informático que muestra el globo terráqueo virtual basado en imágenes satelitales, este reconocido cazador de extraterrestres detectó una extraña criatura con forma humana, más bien parecida a un robot.

Pero eso no fue todo. También muy cerca de donde se la puede ver parada, hacia la izquierda de la imagen, Waring descubrió una extraña mancha que daría la impresión de ser una entrada a la montaña nevada.

Esta no es la primera vez que se captan objetos o criaturas extrañas al sur del continente americano, se dice que en ese lugar se encuentra la entrada al inframundo, y hasta los terraplanistas aseguran que detrás del hielo hay todo un mundo totalmente desconocido para el ser humano común.

Las sospechas recaen en las reiteradas negativas de la NASA a darle entidad o relevancia a estos hallazgos, desviando la atención hacia la posibilidad de que se traten de ilusiones ópticas debido a la coincidencia en las figuras.

Las imágenes que siguen siendo debatidas, sin lugar a dudas abren nuevamente la incógnita acerca de por qué no cualquiera puede acceder hasta los lugares más recónditos de la Antártida sin ser escoltado por la Fuerza Armada