En las últimas horas se dio una alerta mundial luego de que se identificaran en la región occidental de Khovd (Mongolia), dos casos de peste bubónica -y su posterior muerte- vinculados al consumo de carne de marmota.

Esto fue confirmado por el Centro Nacional para las Enfermedades Zoonóticas (NCZD) de Mongolia en base a los tests de laboratorio realizados. La caza de marmotas está prohibida en dicho país, asimismo, la población aún continúa alimentándose de este animal.

Podés ver:

DETECTAN POR PRIMERA VEZ PRIAPISMO EN PACIENTE CON COVID-19: ¿DE QUÉ SE TRATA?

Tras los decesos, se dispuso el confinamiento para la capital de la provincia y uno de los distritos de la región, a unos 500 kilómetros al sur de las repúblicas siberianas meridionales de Tyva y Altai. Además, se les prohibió a los vehículos el ingreso a la región de manera temporal.

Desde el NCZD se detalló que se hicieron un total de 146 muestras a personas que -en su opinión- tuvieron contactos con las dos personas infectadas, e identificaron a 504 individuos que tuvieron un segundo contacto.

Hubo dos víctimas y ambos habrían comido carne de marmota.

Según resaltaron los medios locales, las víctimas eran un hombre de 27 años y una joven mujer de edad desconocida. Ambos habrían comido carne de este roedor, provocando una infección en su organismo que terminó con su vida.

Podés ver:

¡ENTÉRATE CUÁNDO SON LAS VACACIONES DE INVIERNO EN TU PROVINCIA!

Una situación similar se dio en 2019, cuando Mongolia también tuvo que cerrar las fronteras con su país vecino, luego de que dos turistas rusos murieran por consumir este tipo de alimento.

¿De cuándo data esta enfermedad?

La peste negra surge en el siglo XIV. Es una enfermedad que se origina de una bacteria llamada yersina pestis, que existe en los roedores. Por esos tiempos, la enfermedad se propagó luego que varias pulgas que se habían infectado de estos animales, picara a humanos y lo contagiaran de inmediato.

Una vez que la persona se contagia con la peste negra, comienza a experimentar síntomas como la inflación de los nódulos del sistema linfático en las ingles, axilas y cuello junto con fiebre alta y supuraciones. Esto podría representar un grave peligro para el organismo del ser humano