La Universidad de East Anglia (UEA), la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL) y Public Health England (PHE), revelaron que en el Reino Unido hay un nuevo tipo de coronavirus en humanos, relacionado al Covid-19 de la pandemia.

Los científicos de la UEA reunieron muestras fecales de más de 50 murciélagos de Somerset, Gloucestershire y Gales y las enviaron para que se realizara un análisis viral a PHE. Así, descubrieron un nuevo coronavirus en una de las muestras, que fue denominado como “RhGB01”.

Esta es la primera vez que se encuentra un sarbecovirus, un coronavirus relacionado con el SARS, en un murciélago de herradura menor y el primero que se descubre en el Reino Unido.

Aunque todavía no hay pruebas de que pueda ser transmitido a los humanos, el equipo de investigadores teme por una eventual mutación. Afirma que es casi seguro que estos murciélagos hayan albergado el virus durante mucho tiempo, solo que nunca antes les habían hecho una prueba de este tipo.

“Ya sabemos que hay diferentes coronavirus también en muchas otras especies de mamíferos. Este es un caso de 'busca y encontrarás'”, explicó la profesora Diana Bell, experta en enfermedades zoonóticas emergentes de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UEA.

La experta destaca que estos hallazgos “ponen de manifiesto la necesidad de realizar pruebas de genotipo sólidas para este tipo de virus en las poblaciones de murciélagos de todo el mundo. Y plantea una pregunta importante sobre qué otros animales son portadores de este tipo de virus”.

Por otra parte, para el profesor Andrew Cunningham, de la Sociedad Zoológica de Londres, el estudio indica que se subestimó la distribución natural de los coronavirus relacionados con el SARS y las oportunidades de recombinación a través de la coinfección de huéspedes intermedios.

“El problema es que cualquier murciélago que albergue un coronavirus similar al del SARS puede actuar como un crisol para la mutación del virus. Así, si un murciélago con la infección RhGB01 que encontramos se infectara con el SARS-CoV-2, existe el riesgo de que estos virus se hibriden y surja un nuevo virus con el RBD del SARS-CoV-2, y así poder infectar a las personas”, explicó.

Por esta razón, la profesora Bell aconsejó que cualquier persona que entre en contacto con murciélagos o sus excrementos, por ejemplo los que se dedican a la espeleología o a la protección de animales, debe llevar el equipo de protección adecuado