Varios desinfectantes de manos contienen altos niveles de benceno, según la investigación de Valisure, un laboratorio con sede en New Haven, Connecticut (Estados Unidos).

Los especialistas analizaron 260 botellas de 168 marcas distribuidas a nivel internacional, algunas de las cuales se comercializan en farmacias y mercados de Latinoamérica.

Entre estas se encuentran Artnaturals, Scentsational Soaps & Candles Inc, Huangjisoo, TrueWash, The Creme Shop, Star Wars Mandalorian, Body Prescriptions, Born Basic, Beauty Concepts y PureLogic.

En tal marco, descubrieron que 44 -el 17%- de las muestras contenían niveles detectables de benceno. Y la Organización Mundial de la Salud considera que el benceno es una de las sustancias más peligrosas, al mismo nivel que el amianto.

Durante la pandemia de Covid-19, la Administración Estadounidense de Alimentos y Medicamentos -FDA, por sus siglas en inglés- aprobó un límite de 2 partes por millón de benceno en los desinfectantes de manos. No obstante, Valisure descubrió que una de las muestras analizadas contenía ocho veces más de la cantidad permitida.

El 17% de las muestras contenían niveles detectables de benceno

La mayoría de los productos problemáticos estaban fabricados en EEUU, China o Corea del Sur y tenían forma de geles. Uno de los desinfectantes más contaminados venía con la etiqueta de Baby Yoda, personaje de la popular serie The Mandalorian.

El laboratorio considera sus descubrimientos alarmantes y señala que revelan un grave riesgo potencial para la salud pública, ya que estos productos se recomiendan ampliamente para prevenir el contagio del COVID-19 y se utilizan tanto por los adultos, como por los niños.

Valisure dirigió una petición a la FDA para que los productos contaminados se retiren del mercado, se realice una investigación al respecto y se proporcione información al público.

El Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional de EEUU -NIOSH, por sus siglas en inglés- también califica el benceno como carcinógeno y enumera como vías de exposición “la inhalación, la absorción cutánea, la ingestión y el contacto con la piel y/o los ojos”.

El benceno se asocia específicamente con los cánceres de sangre, como la leucemia, observa el laboratorio.

Por lo tanto, la absorción a través de la piel es especialmente preocupante, ya que múltiples estudios de la FDA demuestran que las sustancias químicas estructuralmente similares en los productos de protección solar se encuentran en la sangre en niveles elevados tras su aplicación en la piel