Un estudio realizado con pacientes de coronavirus en Wuhan, la ciudad china donde se originó la pandemia, encontró que un tercio sigue presentando indicios de efectos en los pulmones, un año después de la infección.

Para la investigación, se reclutaron 83 pacientes que habían recibido el alta hospitalaria por neumonía grave por Covid-19 y se les hizo un seguimiento a los tres, seis, nueve y doce meses.

En cada momento se les realizó una evaluación clínica, así como mediciones del funcionamiento de los pulmones, una tomografía computada del tórax para obtener una imagen de los pulmones y una prueba de marcha.

A lo largo de un año, en la mayoría de los pacientes se produjo una mejora de los síntomas, de la capacidad de ejercicio y de los cambios en la tomografía relacionados con el Covid-19.

Solo un 5% seguía manifestando falta de aire, pero un tercio de los pacientes presentaba una reducción de la función pulmonar -en particular, de la eficacia con la que el oxígeno se transfiere de los pulmones a la sangre- y eso era más frecuente en las mujeres que en los hombres.

Un tercio de los pacientes presentaba una reducción de la eficacia con la que el oxígeno se transfiere de los pulmones a la sangre, y era más frecuente en las mujeres

En una cuarta parte de los pacientes todavía había pequeñas áreas de cambio en los pulmones. Un dato que fue más común en los pacientes con cambios pulmonares más graves durante la hospitalización.

Aunque el estudio se hizo con una muestra limitada de pacientes, el doctor Yihua Wang, que codirigió el estudio, explicó a través de un comunicado: “En primer lugar, nuestra investigación aporta pruebas de que es necesario un seguimiento respiratorio rutinario de los pacientes hospitalizados con neumonía por COVID-19”.

“En segundo lugar, dado el tiempo que tardan algunos pacientes en recuperarse, sugiere que es necesario investigar si los programas de ejercicio ayudan a los pacientes a recuperarse más rápidamente”, continuó el profesor de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Southampton.

“Por último, Wang, quien también enseña en el Centro de Investigación Biomédica NIHR de Southampton, “destacó “la necesidad de estrategias de tratamiento para prevenir el desarrollo de cambios pulmonares a largo plazo relacionados con la Covid-19”