El uso constante de datos por parte de las aplicaciones que llevamos en nuestros celulares implica un mayor consumo de la batería y trae aparejado el riesgo de que el smartphone se nos apague en el momento en que ¡más lo necesitamos!

Afortunadamente hay algunos trucos que podemos aplicar para ahorrar batería y extender la vida diaria de nuestro celular durante esos periodos en lo que necesitamos sí o sí la batería en verde. El ABC es disminuir el brillo de la pantalla en una maniobra muy sencilla que se logra yendo al Menú y llevando al mínimo el cursor en la opción Pantalla y Brillo.

No obstante, si no querés cambiar el aspecto de todo el teléfono, podés optar por hacerlo directamente en los chats de WhatsApp, una de las aplicaciones que más usamos y más afectan a su descarga. Para ello tenés que cambiar el fondo predeterminado por un fondo oscuro, algo que ya es de uso común entre muchos usuarios.

Pero la novedad de esta App es el “modo súper oscuro”, disponible desde agosto del año pasado y que es más efectivo a la hora de ahorrar batería. La herramienta baja el brillo al máximo pasando a ser totalmente negro.

Para aplicar esta función, hay que ir a los ajustes de WhatsApp, entrar en Chats y seleccionar Fondo de pantalla. Allí se debe determinar en la barra la cantidad de brillo, teniendo en cuenta que hacia la derecha se consigue el negro total.

Es una función que atenúa el brillo del fondo para que se gaste menos batería cuando se muestra. Por lo general, el color negro es el que menos recursos cuesta mostrar y el blanco el que más. Esto significa que un fondo en el que predomina el blanco gastará más batería. Un recurso más para que la batería no te deje en banda en el momento menos pensado