En África, el coronavirus no da tregua: la tasa de mortandad en dicho territorio es el 2.5, 0,3 puntos porcentuales más que en todo el mundo. Según John Nkengasong, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, es una tendencia que pone en alerta al mundo.

“La tasa de letalidad comienza a ser muy preocupante para todos”, sostuvo el profesional, que sumó que en el inicio de la pandemia, África no superaba la tasa promedio mundial. En la actualidad, esto se revirtió y ya son 21 las naciones que superan el 3% de mortandad por la enfermedad que aún mantiene en vilo al mundo.

"Definitivamente estamos viendo un número más alto de muertes ocurriendo en el continente", agregó Nkengasong.

"Definitivamente estamos viendo un número más alto de muertes ocurriendo en el continente".

Cabe destacar que, a pesar de estos números no tan favorables, los contagios disminuyen semana a semana, casi un 7%, por lo que hay un panorama de esperanza en el abordaje que se está haciendo de la enfermedad desde los distintos gobiernos.

Al respecto, Matshidiso Moeti, directora regional de la OMS para África, tuvo un mensaje más esperanzador sobre el devenir de la enfermedad y afirmó que la tasa que se registra en la región no es "mucho peor" que la que se registra a nivel global.

Respecto a la vacunación, Moeti dijo que "sería profundamente injusto que los africanos más vulnerables se vean forzados a esperar por las vacunas mientras los grupos de bajo riesgo de los países ricos se ponen a salvo"