El protagonista de una de las series latinoamericanas más románticas del momento, creció en popularidad a partir de una increíble noticia para sus fans.

El actor y modelo cubano-estadounidense William Levy, aclamado tanto por sus dotes artísticas como por su sensualidad, enloqueció al mundo con una propuesta ‘indecente’.

Fue en el marco de una campaña de la Fundación Starlite, para ofrecer oportunidades reales de desarrollo, formación e inclusión a niños, familias y comunidades sin recursos.

Hace tres semanas, la entidad benéfica organizó en Marbella, al sur de España, una gala que contó con la presencia de importantes figuras públicas.

Entre las celebridades destacadas se encuentra nada menos que Antonio Banderas, quien suele ser anfitrión de los eventos junto a la presidenta de la Fundación, Sandra García Sanjuán.

La empresaria, fundó hace 11 años Starlite, que es conocido como el festival de música más importante del país, con fines solidarios.

Esta vez, quien estuvo en boca de todos fue el actor principal de Café con aroma de mujer, una remake colombiana de la famosa telenovela de los años 90.

La serie producida para RCN Televisión y que también puede verse por Netflix, narra la historia de amor entre una hermosa mujer, que trabaja en los cultivos de café, que pertenecían al padre de Sebastián Vallejo (William Levy).

La trama candente de un amor casi imposible hizo delirar a las televidentes. En este marco, para la Gala Starlite a beneficio, William quiso aportar a la causa subastando lo que mejor sabe hacer ante las cámaras: besar.

Así, el ‘sex simbol’ de la pantalla chica, subastó tres de sus más apasionados besos a mujeres doblemente afortunadas que pagaron 6.000, 10.000 y 12.000 euros.

El cuarentón de labios ‘carnosos’, encendió la tarima con tres ‘picos’ o besos sin lengua que de todas formas despertaron suspiros entre las presentes y las fanáticas que viralizaron sus videos después.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Qué significa ser sexoflexible, y por qué es tendencia en redes sociales