Una mujer quedó “atónica” al enterarse de que el hombre con el que llevaba medio siglo casada con tres hijos, la había drogado y vendido a través de foros de internet a violadores durante 10 años.

Los hechos ocurrían en su casa de Aviñón, en el sur de Francia, con ella desmayada y desnuda en una habitación por la que pasaron al menos 45 personas.

La cifra fue recolectada por la policía a lo largo de un año de investigación. Las pruebas eran imágenes y videos que el propio marido capturaba y guardaba en su computadora.

Click to enlarge
A fallback.

Todo salió a la luz en septiembre de 2020 cuando el hombre de 68 años de edad, fue denunciado y detenido tras filmar debajo de las polleras de varias mujeres en un comercio de la ciudad de Carpentras.

Actualmente, nueve personas se encuentran en detención provisional, mientras que otras 33, entre ellas el marido, pasaron a prisión preventiva tras su imputación.

Los perfiles de los acusados van desde trabajadores temporales, bomberos, enfermeros, hasta periodistas, padres de familia, en pareja, divorciados o solteros.

Algunos quisieron negar lo ocurrido pero las pruebas eran contundentes. Según infirmó el comisario Jérémie Bosse Platière, de la policía judicial, la mujer recibía “fuertes ansiolíticos” que le hacía perder el conocimiento por varias horas, en una habitación que el marido mantenía cálida para que no despertara.

Y afortunadamente, al estar “inconsciente durante las violaciones, no recuerda nada”. Junto a sus 3 hijos se mudó a París para intentar comenzar una nueva vida