El titular de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), Hugo Yasky, opinó hoy que el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) en el litigio por la clases presenciales en la ciudad de Buenos Aires procuró afectar "la autoridad presidencial".

El también diputado nacional del Frente de Todos participó hoy vía zoom en un debate sobre ese y otros temas junto con el secretario general de la Unión del Personal Superior de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Upsafip), Julio Estévez (h), ocasión en la cual cuestionó el fallo del máximo tribunal sobre el dictado de clases presenciales.

"Lo que antes hacían los militares ahora lo hacen los jueces para atacar la estabilidad de los gobiernos populares", aseguró Yasky, quien remarcó que el fallo hundió a la Corte Suprema en "lo más profundo de la grieta", según señaló Estévez (h) en un comunicado.

Para Yasky, en América Latina hay ejemplos "de sobra" sobre "este tipo de accionar", que difiere de "los clásicos intentos de golpes militares cometidos en los años '70".

El legislador nacional y sindicalista participó en la segunda jornada del ciclo "Mundo Empresarial y Laboral", en un panel moderado por Javier Florencio.

Yasky insistió en que la decisión judicial significó dinamitar "la base de la democracia, ya que no puede haber un poder que se arrogue atribuciones por arriba del Jefe de Estado, quien adoptó medidas para resguardar la salud de todos los argentinos", puntualizó.

"Se trató de un intento para instalar un poder por encima del gobierno popular que votaron los ciudadanos a fin de horadar la autoridad presidencial, porque en la Argentina ya hubo antecedentes muy dolorosos en ese sentido", puntualizó Yasky en el documento.

También enfatizó que la Corte Suprema, al emitir el fallo, tomó de forma decidida partido por aquellos como la exministra Patricia Bullrich, quienes "en cualquier momento afirmarán que hubo un genocidio con los muertos provocados por la pandemia de coronavirus".

Yasky respaldó la propuesta de Estévez (h) para que los Gobiernos provinciales y el Ejecutivo porteño instrumenten medidas de asistencia a los trabajadores afectados por la crisis sanitaria y económica provocada por la grave pandemia de coronavirus.

El titular de la Upsafip sostuvo que a excepción de algunos casos como el territorio bonaerense, los distritos reclamaban autonomía de decisión sobre lo social y la salud, pero "no acompañaban los esfuerzos del Gobierno nacional para asistir a los afectados".

"No es posible que haya distritos que tienen dinero en plazos fijos y no pongan un peso en ayuda. Encima, cuando llega la plata del Gobierno central debaten en qué la usan", dijo.

Respecto de la necesidad de aplicar una nueva tanda de ATP o IFE ante la continuidad de las restricciones laborales en algunas zonas, Yasky opinó que "no habrá otra alternativa que soluciones de ese tipo si, como se predice, avanza una tercera ola en el invierno".

(Télam)