El coordinador del Movimiento Acción Sindical Argentino (MASA), Omar Viviani, aseguró hoy que la pandemia de coronavirus genera preocupación social por "la inestabilidad en el empleo" y aseveró que "la irresponsable e irrespetuosa oposición es la peor que podría tener el país" en medio de la crisis sanitaria.

"La Argentina tiene la peor oposición, porque es irresponsable e irrespetuosa con las familias y amigos de los fallecidos por la enfermedad. A ello se suma la preocupación social por la inestabilidad laboral", sostuvo en un comunicado.

Viviani, quien casi durante cuatro décadas fue el secretario general del Sindicato de Peones de Taxis (SPT).

Aseveró que la Covid-19 "pega fuerte", con un promedio de 40 mil infectados diarios y "el sufrimiento de las familias que pierden a sus afectos", mientras existe "la peor oposición en el país" en "un escenario nacional inédito y difícil".

Añadió que "el sistema de salud está al límite, los médicos y enfermeros ofrecen todo para salvar vidas, los trabajadores hicieron un enorme esfuerzo para emerger de esa realidad y la comunidad es mayoritariamente solidaria y responsable"

"Sin embargo, ciertos opositores se comportan como mercaderes de la muerte y convocan a marchas, manifestaciones y concentraciones en rechazo de las recomendaciones sanitarias mundiales", sostuvo.

Viviani añadió "cuántos contagios menos habría y cuántas vidas hubiesen sido salvadas si en lugar de promover un negacionismo absurdo y la negligencia hubiesen solo contribuido".

"Esa oposición no quiere ayudar, y solo actúa a favor de sus ambiciones electorales. No le importa la pérdida de compatriotas", enfatizó Viviani, quien recordó la reciente muerte de tres dirigentes sindicales.

En una semana murieron por Covid Carlos Ríos, del Sindicato Gran Buenos Aires de Trabajadores de Obras Sanitarias (Sgbatos); Armando Leyes, de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), y Jorge Pereyra, de la Unión de Empleados de la Construcción (Uecara).

"Ese dolor es utilizado de forma política por algunos. Para superar el enorme desafío sanitario y cuidar la salud, proteger y fortalecer las instituciones, estar al servicio de la recuperación de genuinos puestos de trabajo, recuperar la capacidad de compra salarial y crecer se requiere voluntad, más responsabilidad política y honestidad personal en los dichos y actos opositores. De la economía se vuelve, de la muerte no", concluyó. (Télam)