El secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Buenos Aires, Oscar de Isasi, coincidió en una reunión que mantuvo con el gobernador Axel Kicillof en la ratificación del rumbo en las relaciones laborales del sector con el Ejecutivo y en la necesidad de un triunfo del Frente de Todos (FdT) en las elecciones de octubre “para profundizar el camino de un Estado participativo y popular”.

“Coincidimos en ejes fundamentales. Primero, en que hay que ganar en octubre. Es condición necesaria que el Frente de Todos vuelva a ganar. Y segundo, en que hay que dotar a ese frente y al proceso político en Argentina de una dinámica que recupere las mejores tradiciones del movimiento popular”, señaló De Isasi sobre el encuentro realizado ayer.

Para el sindicalista, “es necesario ganar para profundizar el camino de un nuevo Estado participativo, democrático y popular que resuelva los problemas de la gente, que intervenga en la economía fomentando la producción, el trabajo y la soberanía”, un punto en el que, dijo, hubo “coincidencia plena” con Kicillof.

En la reunión de ayer –de la que también participó la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec- se conversó además sobre “la profundización del camino hacia la construcción de un convenio colectivo y una carrera administrativa que dignifique y jerarquice la tarea de los estatales bonaerenses”, reseñó De Isasi.

Se ratificó también el “compromiso de regularizar a aquellos trabajadores y trabajadoras que se encuentran realizando sus tareas de manera precaria”, un punto sobre el que el Ejecutivo de Kicillof se pronunció ya en julio de 2020.

En ese momento, el gobernador anunció el pase a planta de becarios, trabajadores temporarios mensualizados y contratados de manera autónoma, o sea, como monotributistas.

Finalmente, De Isasi le remarcó a Kicillof “la necesidad de que en cada ámbito paritario se trabaje para la recuperación del poder adquisitivo de los salarios”. (Télam)