Docentes, estatales y profesionales de la salud de Río Negro cumplen hoy el segundo día de paro en reclamo de mejoras salariales y en rechazo a descuentos por días de paro con acampes en la capital provincial y asambleas en hospitales cabecera de esa provincia.

Las protestas responde a la decisión del Gobierno rionegrino de liquidar los salarios docentes de abril con el 4% de aumento, pero se descontarán tres días de paro, dos correspondientes a marzo y uno al mes en curso .

La propuesta salarial establece un 24% de aumento para el primer semestre y revisión en la primera quincena de junio.

El sindicato docente Unter se manifestó hoy frente al Ministerio de Educación de Río Negro, y voceros de la organización aseguraron que la medida de fuerza tenía una adhesión un 98%.

En un comunicado, los gremios convocantes señalaron que "hoy sale la resolución 2620/22 firmada por la Vocal gubernamental en el Consejo Provincial de Educación, Angélica Portales, pretenden apagar el fuego con nafta, disciplinar a los trabajadores de la educación y no respetar el legítimo derecho a huelga consagrado en la Constitución Nacional".

"Ante la situación de reclamo de los otros sectores gremiales estatales, exigimos que convoquen en forma urgente a la mesa del salario, entendemos que todos los trabajadores de la provincia necesitamos y merecemos un salario digno", concluyó el comunicado.

En el marco de un plan de lucha de 72 horas, ATE comenzó hoy la segunda jornada con protesta frente al ministerio de educación provincial, reclaman el adelantamiento a mayo de la revisión salarial prevista para junio.

Los estatales denunciaron "fallas edilicias con problemas en las instalaciones de gas y electricidad que no son controladas en Senaf, Desarrollo Humano y escuelas" aseguraron en un comunicado y hoy montaron un segundo acampe frente al ministerio de educación rionegrino.

Por otro lado, denunciaron que en distintos ministerios son unos 2000 trabajadores los que cobran bajo la modalidad de "horas cátedra", "monotributo", "Programa de Inclusión Laboral" y "subsidios".

Además, reclaman "el pago de movilidad, aumento y regularización del valor de horas suplementarias y el pago inmediato y con el sueldo de las horas extras".

Por otro lado, la atención en el hospital Artémides Zatti de la capital rionegrina y en los centros de salud de la provincia continúa hoy con retenciones como consecuencia de las medidas de fuerza que implementa la Asociación Sindical de Salud Pública de Río Negro (ASSPUR).

La entidad gremial rechaza el 24 por ciento de incremento que aprobaron los gremios ATE y UPCN que forman parte de la Mesa de la Función Pública donde se debate la paritaria rionegrina.

Los profesionales de la salud dispusieron en ese marco, acciones concretas que se vienen implementando semana a semana y continúan hoy con paro, retención de servicios, asambleas públicas y marchas.

Desde el gremio insisten en que los reclamos refieren a una salud pública, universal, gratuita y de calidad para todos los rionegrinos y una mejora salarial que, "no obligue a realizar hora extras para llegar a fin de mes", explicó en su momento la secretaria Marisa Albano.

"Nos haremos presente fuera del hospital, haremos panfleteada, charlaremos con la comunidad y nos reuniremos como compañeros para fortalecer la lucha, siendo que somos nuevos en esto", explicó la gremialista.

En ese marco algunos servicios del nosocomio se encuentran inhabilitados como por ejemplo el de cirugías, "no se harán las que estén programadas, sino que sólo se realizarán las que sean de urgencia", aclaró.

"No es justo que en Salud se tenga que trabajar más de 16 o 24 horas, doblar tu jornada semanal para llegar a fin de mes", agregó Albano. (Télam)