La conducción de la Unión Ferroviaria (UF) celebró "los ocho años de gestión" al frente del gremio, que asumió el 16 de abril de 2013, y aseguró que es vital fortalecer el crecimiento económico en armonía con el medio ambiente y reducir los costos logísticos del transporte, a la vez que respaldó el "Plan de Modernización del Transporte Ferroviario".

Los secretarios general y de Administración, Sergio Sasia y Néstor País, se pronunciaron hoy en un comunicado por "la integración territorial y federal a partir de la descentralización de las grandes ciudades"; afirmaron que ese tema y la reducción de costos serán "prioridad" en la pospandemia y enfatizaron que "un sistema ferroviario moderno es prioritario".

"Ese sistema deberá ser fortalecido y complementado con otros modos de transporte y convertirse en la columna vertebral de una logística más económica, menos contaminante, y en una potente herramienta para el desarrollo de las ciudades del interior", subrayaron.

Para la Unión, en breve nadie podrá desacreditar "la importancia estratégica del fortalecimiento de un sistema ferroviario moderno como pilar fundamental para la recuperación económica en la pospandemia", y aseveró que es "el momento y la oportunidad de acercar ideas y de ser parte de la transformación que demanda el país".

Para el gremio, los trenes simbolizan más que nunca "la identidad de un proyecto político y los pilares de un modelo de desarrollo nacional centrado en el rol estratégico del Estado como principal impulsor de las capacidades científicas, tecnológicas y productivas".

La Unión, conducida por la histórica Lista Verde, convocó a fortalecer el gremio, a lograr más objetivos, a recuperar el ferrocarril y a ser vehículo de la reconstrucción argentina.

Sasia reivindicó el cumplimiento permanente de las tareas de los ferroviarios durante la grave pandemia de coronavirus y ratificó que esos trabajadores esenciales deben tener también prioridad en el programa de vacunación, y se pronunció por la firma de paritarias que "le ganen a la inflación" para recomponer realmente el poder adquisitivo salarial.

También "se impone mejorar las condiciones convencionales para equiparar los convenios colectivos de cargas y pasajeros", dijo Sasia, quien elogió el rol de la Unión en el proyecto de ley que elevó el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias y sostuvo que los ferroviarios "se preparan para la economía pospandemia y del futuro, porque será un punto de quiebre en el debate sobre el trabajo en el país y a nivel internacional".

"Sin un movimiento obrero fuerte y unido, con políticas de formación y capacitación continua, la precarización laboral será imparable. Hay que discutir con amplitud el rol del sindicalismo y hacia dónde debe avanzar en procura de un modelo más

dinámico de representación, utilizando la negociación colectiva, la formación y capacitación como herramientas de contención de las desigualdades", puntualizó.

Sasia sostuvo que el gremio prioriza la capacitación de la juventud, la generación de cuadros profesionales y de dirigentes para que sean artífices del trasvasamiento, y que desarrolla acciones que aporten a la igualdad de género, y apoyó el Plan de Modernización del Transporte Ferroviario, que generará inversiones en trenes y puertos.

Sin embargo, el gremio reclamó otra vez la sanción de una Ley Federal de Transporte que articule sus variados modos, en especial al tren con el camión y la Hidrovía.

Por ello, hace pocos días la Unión y el gremio camionero (Sichoca) de Hugo y Pablo Moyano coincidieron en la necesidad de avanzar hacia un Plan Nacional de Transporte Multimodal y constituyeron una Mesa Técnica junco con la cartera de Transporte.



(Télam)