El titular de la Unión Ferroviaria (UF), Sergio Sasia, aseguró hoy que "los trabajadores deben prepararse" porque "la pospandemia será un punto de quiebre en el debate sobre el futuro del empleo", por lo que hay que apoyar "las políticas formativas de forma continua y tener un movimiento obrero fuerte y unido para detener la precarización laboral".

Sasia formuló esos conceptos al participar en la Escuela de Formación Político-Sindical de la Universidad de San Isidro (USI) Doctor Plácido Marín en el acto de apertura del ciclo de diplomaturas "Los desafíos laborales desde una perspectiva humanista", y firmó junto con otros gremios convenios marco de cooperación, asistencia técnica y complementación.

“A nivel nacional e internacional ocurrirán asimetrías relacionadas con la irrupción de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, como el teletrabajo, las tareas de plataformas y la industria 4.0. Sin un movimiento obrero fuerte y unido y políticas de formación y capacitación continuas la precarización laboral será imparable", afirmó.

El también referente del espacio Sindicatos en Marcha para la Unidad Nacional (Semun) -que integran casi 50 organizaciones- señaló que "es necesario discutir con amplitud de criterio el rol del movimiento sindical", y añadió que se impone avanzar hacia "un modelo más dinámico de representación a partir de la negociación colectiva y la formación y capacitación como herramientas de contención de las desigualdades laborales".

"De esa forma lo plantean organismos mundiales como las Organizaciones Internacional del Trabajo (OIT) y de las Naciones Unidas (ONU). Esos principios también están definidos en la Carta de Objetivos para el Desarrollo Sostenible en el milenio”, apuntó.

El dirigente ferroviario enfatizó que por esas razones el gremio se propuso hace ya tiempo generar políticas formativas de manera continua, "en este caso orientadas a la juventud, que es el presente y el futuro", por lo que realzó "este convenio de dos diplomaturas, simplificadas en el pensamiento nacional y el modelo argentino para el desarrollo".

Sasia firmó el acuerdo con el rector de la USI, Enrique Del Percio y, en el acto, también hablaron el director del ciclo, Julián Domínguez, y el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea, quien se refirió a la organización propiciada por el Papa Francisco hacia una economía popular que goce de derechos desde una perspectiva antropocéntrica y humanista, precisó un comunicado del gremio.

Sasia reseñó que el Plan de Desarrollo Humano Integral, lanzado hace meses por el movimiento obrero, está "en línea con las propuestas del Papa", y enfatizó que "la pospandemia será una oportunidad para modificar las estructuras de las relaciones laborales y avanzar hacia un modelo centrado en el hombre y el cuidado de la casa común, lo que permitirá generar 4 millones de puestos de trabajo", subrayó.

"Ello será posible a partir de las organizaciones sindicales y sociales, como también será factible poblar el país y unir pueblos jóvenes y comunidades rurales organizadas; integrar ciudades a nivel urbano, con acceso al suelo y a la vivienda social, y avanzar en la reconexión del territorio con una red de transporte multimodal que coadyuve a reactivar la producción mediante la creación de asentamientos industriales”, aseguró Sasia.

En el acto también participaron Guillermo Moser (Luz y Fuerza), Ricardo Pignanelli (mecánicos) y Pedro Milla (petróleo, gas y biocombustible), entre otros dirigentes.

(Télam)