La Asociación Bancaria -seccional Jujuy- convocará a un paro la próxima semana como parte de la segunda etapa de medidas de fuerza tras la aprobación de la ley para la disolución y liquidación del Banco de Desarrollo de Jujuy concretada la semana pasada.

Los empleados de la entidad vienen de cumplir un paro de 72 horas en rechazo a la decisión resuelta por el oficialismo en la Legislatura el jueves pasado y en defensa de sus derechos laborales.

“La semana que viene va a haber un paro en toda la Seccional Jujuy en donde estarían todos los bancos involucrados en apoyo a lo que está sucediendo con el Banco de Desarrollo”, dijo hoy el interventor de la Asociación Bancaria en Jujuy Oscar Álvarez.

El dirigente indicó, además, que tras ser aprobada la disolución y liquidación de la entidad financiera "se prohibió el ingreso a los trabajadores con el argumento, primero, de que se estaba realizando un inventario, y luego con la excusa de una desinfección", todas circunstancias que fueron corroboradas por un escribano, con el objetivo de "tener las herramientas suficientes y poder hacer las denuncias administrativas".

"Sospechamos de ese inventario para sacar documentación que demostraba los viajes del presidente (de la entidad Marcelo Fernández) y las estafas que se habían realizado. Se llevaron algunas carpetas entre gallos y medianoche”, afirmó.

Por otro lado, Álvarez reiteró que “el Banco Central no es responsable del cierre de la institución jujeña sino que fue una decisión propia” de las autoridades jujeñas.

Sobre el futuro de los trabajadores, explicó que “tienen los derechos adquiridos que significa el convenio colectivo de trabajo bancario el cual tiene que ser respetado, no va a poder ser vulnerado”.

El jueves pasado, los diputados oficialistas del Frente Cambia Jujuy lograron imponer su mayoría y sancionar la ley que permite la disolución y liquidación del Banco de Desarrollo de Jujuy, al tiempo que dieron lugar a la creación de la figura del Instituto de Juegos de Azar provincial.

Esa iniciativa, convertida en ley 6.233, fue rechazada por los diputados del Partido Justicialista y del Frente de Izquierda y de los Trabajadores. (Télam)