Los trabajadores agrupados en la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados ratificaron hoy la continuidad de la protesta iniciada al mediodía de ayer ante "la ausencia de respuestas patronales en la mesa paritaria sectorial", por lo que hasta esta medianoche cumplen sus tareas al 50% en todos los establecimientos.

"Si no hay acuerdo la semana próxima el gremio convocará a un paro total y profundizará el plan de acción con más medidas de fuerza", aseguró en comunicado el titular del sindicato nacional, José Fantini, quien añadió que entre ayer y hoy los frigoríficos cumplieron tareas al 50% de su capacidad operativa.

La protesta se realiza en las fábricas de todo el país, en tanto el dirigente sindical detalló que la organización exige a la patronal el pago de un bono y un incremento salarial.

La medida de fuerza de 36 horas contempla al personal de la rama carne roja comprendido en el convenio colectivo laboral 56/75 y, de no producirse respuestas antes del miércoles próximo, esos trabajadores iniciarán "acciones gremiales graduales hasta llegar a una huelga general nacional", sostuvo el sindicalista en el documento.

"La intransigencia empresaria es total, por lo que la Federación reclama a los patrones responsabilidad social", afirmó Fantini, quien detalló que hasta ahora la cartera de Trabajo no dictó la conciliación obligatoria, luego de la última audiencia paritaria de la víspera.

Los empresarios de la rama carne roja no ofrecieron en Trabajo "una respuesta satisfactoria al pago del bono de fin de año y a la revisión salarial para completar el período internanual entre abril de este año y marzo de 2023", enfatizó el gremialista.

La Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne agrupa a más de 50.000 afiliados en todo el país, distribuidos en más de 70 seccionales en el territorio nacional.

(Télam)