El secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, aseguró hoy que el diálogo con los gobiernos de esas provincias permitió alcanzar un acuerdo para vacunar a los trabajadores de la actividad.

"Luego de sendas instancias de diálogo con esos funcionarios, los trabajadores de la industria hidrocarburífera fueron incluidos en los sistemas de vacunación", informó.

Pereyra sostuvo en un comunicado de prensa que el gremio acordó un mecanismo de inmunización para ese personal, y destacó el diálogo mantenido con los gobernadores Sergio Ziliotto (La Pampa), Arabela Carreras (Río Negro), y Omar Gutiérrez (Neuquén).

El dirigente sindical explicó que en cada provincia el gremio entregó los padrones respectivos al sistema de salud para que identifique a los trabajadores que deben ser inoculados contra la Covid-19, por edad o por tener algún tipo de comorbilidad.

"Cuando les asignen un turno el empleador autorizará que se trasladen para ser vacunados", dijo Pereyra, quien añadió que el gremio nunca reclamó "exclusividad" para la inoculación sino participación en "el operativo" correspondiente, porque los petroleros cumplen tareas en "el campo, lejos de todo, sin señal telefónica o nula o escasa de wifi".

"Están lejos del campamento. Ello implica que hay una franja importante de petroleros que no podían vacunarse, lo que obligó al gremio a intervenir y a proponer un operativo conjunto”, agregó Pereyra, quien destacó las gestiones del senador rionegrino y exgobernador de la provincia, Alberto Weretilneck, en "los avances para la vacunación".

“Weretilneck posibilitó la superación de los malos entendidos y encauzó la situación. Se retomó el contacto con Carreras y sus ministros para ultimar detalles. Hoy ocurrió otro tanto con Ziliotto, y ya se trabaja para identificar al personal a vacunar", concluyó.

(Télam)