El titular de la Corriente Federal de Trabajadores (CFT) en la CGT y de la Asociación Bancaria (AB), Sergio Palazzo, quien mañana participará en la discusión de precios y salarios, se pronunció por la necesidad de que la convocatoria sea "el puntapié inicial de la conformación de un Consejo Económico y Social para atender una diversidad de temas".

"Siempre es buena la convocatoria de un Gobierno al diálogo. Yo aspiro a que el encuentro de mañana sea el puntapié inicial para conformar el necesario Consejo Económico y Social, que permitirá discutir una diversidad de temas fundamentales, como la recuperación del salario perdido y los formadores de precios", afirmó el sindicalista en declaraciones a FM La Patriada.

Palazzo explicó hoy que es imprescindible discutir la recuperación de los ingresos, que en "los últimos cuatro años de macrismo perdieron un 20 por ciento, y también el esquema de la formación de precios", afirmó el dirigente.

También sostuvo que ese Consejo Económico y Social debe analizar cómo se construyen esos precios, que generan "una rentabilidad exorbitante que condiciona a la inflación".

Al ser consultado respecto del sector empresario, Palazzo enfatizó que es preciso dividirlo entre las pequeñas y medianas empresas (Pymes), que generan empleo y requieren la presencia del Estado, y "los grandes conglomerados, como el financiero".

"Aunque no a todos, a la mayoría del sector financiero con Mauricio Macri le fue bastante bien. En especial a los grandes bancos. No así a las entidades públicas, que fueron vaciadas y destruidas durante esa gestión", puntualizó el gremialista bancario.

Palazzo opinó que la iniciativa del Gobierno de elevar el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias para que paguen el tributo aquellos trabajadores y jubilados que superen los 150 mil pesos "es bastante buena, si bien no hay que naturalizar que el salario debe pagar Ganancias, pero el proyecto constituye un hecho sumamente auspicioso".

El dirigente expresó que, hasta ahora, abona Ganancias "un 25 por ciento de los salarios registrados, y la iniciativa permitiría reducirlo en 15 puntos", aunque enfatizó que hay que estudiar el proyecto y quizá introducir correcciones para que, por ejemplo, "no haya distorsiones entre personal con responsabilidades y subalternos al pagar o no pagar".

"Hay quienes tienen cargos con responsabilidades, por lo que el hecho de pasar o no a pagar Ganancias puede implicar que un subalterno perciba más ingreso y se produzcan distorsiones. Por lo mismo, es necesario estudiarlo bien. Pero la medida es buena", dijo.

En otro orden, Palazzo reivindicó la paritaria anual bancaria que acaba de rubricar con las cuatro cámaras empresarias, en la que logró un 2,1 por ciento pendiente para 2020 y otro 29 por ciento de mejora salarial en tres tramos para este año, además de un bono por el Día del Bancario de casi 90 mil pesos, y sostuvo que "los empresarios siempre proponen desmejoras y no mejoras laborales para los trabajadores, y ya estamos acostumbrados".

En ese sentido, explicó que en la paritaria las cámaras habían propuesto crear una nueva categoría laboral para el ingresante durante el primer año de tareas, con un salario equivalente al 70 por ciento del de un trabajador inicial, lo que fue totalmente rechazado.

Al referirse a la próxima renovación de autoridades de la CGT, cuyo mandato venció en agosto último y fue prorrogado por la pandemia de coronavirus, Palazzo señaló que "lamentablemente la central obrera no tiene hoy un necesario e imprescindible programa para discutir aquella diversidad de temas en el Consejo Económico y Social".

"El programa debe ser previo a la discusión de nombres o sistemas de conducción y es preciso alcanzar la unidad con contenidos y consensos a pesar de las diferencias. La Bancaria y la Corriente Federal de Trabajadores (CFT) en su momento presentarán una propuesta para el debate", subrayó.

Por último, sostuvo que uno de los desafíos a futuro será la discusión del impacto tecnológico en las relaciones laborales, sobre lo cual afirmó que ese avance debe servir para mejorar el empleo y el trabajo y no para generar exceso de rentabilidad. (Télam)