Trabajadores nucleados en el Sindicato de Empleados y Obreros Municipales de Jujuy (Seom) iniciaron hoy una marcha a pie de más de 200 kilómetros por localidades de la provincia, reclamando “salarios dignos” y el cumplimiento de un decreto provincial que prevé la categorización de agentes precarizados.

La movilización busca llegar hasta la Casa de Gobierno provincial, en la ciudad capital, y se concreta en dos columnas, una que partió desde la localidad fronteriza de La Quiaca e irá concentrando a trabajadores de toda la región del noroeste provincial, y la otra desde El Talar, localidad del margen noreste.

“El Gobernador Morales anunció hace tres meses un pase a planta permanente que no llegó a muchos municipios y comisiones municipales”, indicó el secretario de Interior del Seom, Santiago Seillant, al referirse al principal reclamo de la denominada “marcha por salarios dignos”.

Al encabezar la salida desde La Quiaca, el dirigente agregó que buscan que el Ejecutivo provincial “haga cumplir en los municipios lo que prometió”.

“Es necesario que toda la clase dirigente se siente a dialogar y ponga el dinero que hace falta. Acá la gente está decidida a caminar hasta San Salvador para hacerse escuchar”, remarcó Seillant.

La marcha a pie se concreta luego de continuas medidas de protesta con cortes de ruta en distintos puntos de la provincia, que se profundizaron hasta con una permanencia en el puente internacional Horacio Guzmán de La Quiaca, el último miércoles.

Los municipales reclaman un pase a planta permanente para personal jornalizado y contratado con más de 5 años de antigüedad, algo que fue oficializado en un decreto provincial, que estableció que el beneficio sea otorgado en las condiciones y con las excepciones reglamentarias de cada municipio.

Sobre este punto, Seillant explicó que en “algunas localidades más cercanas a San Salvador se ha cumplido” con la adhesión al decreto, pero en poblados de la región de Puna y del ramal jujeño, al norte y este provincial, sigue pendiente.

En la mayoría de los casos, los salarios de los municipales jujeños apenas superan los 8 mil pesos, según el testimonio de distintos trabajadores jornalizados con alrededor de diez años de antigüedad que participan de la marcha.

“Le exigimos al Señor Gobernador que no nos mienta más y cumpla con los anuncios que realizó, y a las autoridades municipales les demandamos que acompañen nuestro reclamo con verdadera gestión, dado que somos los trabajadores que sostienen las Intendencias y Comisiones Municipales”, indicaron en una carta abierta difundida como parte de la marcha. (Télam)