El titular de la Confederación de Trabajadores Municipales (CTM), Rubén García, celebró hoy la media sanción en Diputados a la reforma del Impuesto a las Ganancias y reclamó la incorporación del personal de la actividad a "la nueva modalidad del teletrabajo".

García aseguró en un comunicado de prensa que la sanción por parte de la Cámara baja honra "un derecho que era muy esperado y alcanzará a un sector muy importante de trabajadores y jubilados".

“Hace años que los trabajadores y los jubilados mejor remunerados aguardaban que esa necesidad se convirtiese en un derecho. El fin de semana se dio un gran paso", aseveró.

El dirigente planteó en otro orden la necesidad de que en los Gobiernos locales solo cumpla tareas de forma presencial el personal esencial y "la mayoría de los trabajadores lo haga a partir de la nueva modalidad de teletrabajo" como medida preventiva ante "un eventual rebrote de la grave pandemia de coronavirus".

“Algunos intendentes se abusan y utilizan la no presencialidad para reducir los salarios, lo que viola el decreto del presidente Alberto Fernández”, remarcó García, quien denunció que en 2020 muchos jefes comunales quitaron las bonificaciones a los trabajadores.

El sindicalista reclamó también “una urgente reforma“ de la Ley 24.013 de Salario Mínimo, Vital y Móvil para incorporar al personal de la actividad, que está "taxativamente excluido".

Para García, los municipales -en especial en el interior del país- "están excluidos del salario mínimo, a diferencia del resto de los trabajadores de la Argentina", remarcó.

Al respecto, reseñó que en 2007 la CTM presentó en el Congreso un proyecto, reeditado dos años después por el bloque del Frente para la Victoria (FpV), con el objeto de reformar la Ley 24.013 a fin de que los municipales sean alcanzados también por esa norma.

García, quien representa a unos 600 mil empleados y obreros comunales, reveló que el sindicato gestiona con diputados nacionales el impulso de esa iniciativa parlamentaria. (Télam)