El cotitular de la CGT y secretario adjunto del Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca), Pablo Moyano, rechazó hoy la posibilidad de producir una nueva reforma laboral y cuestionó en ese sentido la propuesta del designado jefe de asesores presidencial, Antonio Aracre.

Un documento firmado por Moyano cuestionó la propuesta de Aracre, un empresario que será asesor oficial, y se opuso a la posibilidad de una nueva reforma laboral.

"El movimiento obrero rechaza cualquier proyecto de ley o intento de flexibilización laboral y repudia el anuncio realizado por el exCEO de la empresa multinacional Syngenta, quien asumirá el 1° de febrero como jefe de asesores del presidente Alberto Fernández. Que siga soñando. Camioneros otra vez la rechazará en la calle", advirtió.

Aracre habló de "flexibilizar y modernizar los procesos para que seis millones de argentinos con trabajo informal o precarizado puedan incorporase más fácil al mundo laboral".

Luego aclaró que "mi intención fue proponer un debate pensando en que los muchos millones de argentinos que hoy tienen un trabajo informal y precario puedan acceder a uno que les garantice una obra social, jubilación y paritarias SIN que se modifiquen los derechos adquiridos del resto".

Moyano hijo rechazó esas declaraciones de Aracre y lo invitó a "seguir soñando con una nueva reforma laboral, porque el gremio de camioneros y las organizaciones sindicales del movimiento obrero la rechazarán como peronistas de siempre".

"Camioneros y las organizaciones gremiales del movimiento obrero rechazarán ese intento como peronistas, si ocurriese, porque perjudicará a los trabajadores"

"Camioneros y las organizaciones gremiales del movimiento obrero rechazarán ese intento como peronistas, si ocurriese, porque perjudicará a los trabajadores", aseguró.

Moyano le recomendó a Aracre que "salga a caminar las calles y se pegue el culo como lo hacen los trabajadores camioneros, que dejan a su familia días y días para llevarse un mango más al hogar", y lo invitó a ir a "una fábrica, una industria y una panadería para observar como trabaja la gente", puntualizó en el documento.

"El gremio de camioneros será el primero, como ya ocurrió, en estar de forma masiva en la calle defendiendo los derechos y oponiéndose a esa reforma laboral", concluyó.

Por su parte, el secretario nacional adjunto de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), el rionegrino Rodolfo Aguiar, también rechazó hoy la iniciativa de Aracre y sostuvo que "el Gobierno debe revisar su designación como asesor porque es inadmisible que su primera propuesta sea la de producir una reforma laboral".

"Es un CEO del agronegocio, por lo que su incorporación a la función pública está prohibida por las leyes. Las propuestas de flexibilización de derechos laborales eran propias del gobierno anterior. Esa intención de Aracre atenta contra los artículos 14 bis y 75 de la Constitución. Su designación es un gran error y violenta la legislación", dijo.

Aguiar se refirió a la Ley 25.188 de Ética de la Función Pública, que determina la incompatibilidad de ocupar ese cargo por parte de las personas que condujeron en los últimos tres años una empresa con actividades reguladas por el Estado. (Télam)