El secretario general adjunto del Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca), Pablo Moyano, advirtió hoy que el gremio analizará mañana la adopción de "severas medidas" en asamblea informativa ante "el avasallante ajuste contra los trabajadores de la Rama Recolección que se empecinó en realizar el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires".

Moyano participará junto al cuerpo de delegados y secretarios de la Rama Recolección de Residuos del gremio en una "asamblea informativa" para analizar "severas y rigurosas medidas" de fuerza ante "el avasallante ajuste oficial, que consiste en reducir en dos días la jornada laboral del sector y, por ende, los ingresos del personal".

El encuentro con delegados y trabajadores de esa rama del sindicato se realizará mañana en la base de la empresa Urbasur, en Brandsen al 2.700, para determinar "los pasos a seguir" en rechazo de "la aberrante decisión del Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, quien procura acortar los días de recolección de residuos en la Ciudad".

"La decisión del Jefe de Gobierno de reducir las jornadas impactará en los salarios y perjudicará de forma notable a los trabajadores de la recolección", afirmó Moyano.

El dirigente gremial aseguró que el sindicato "no permitirá que se perjudique a los trabajadores y que se humillen sus derechos laborales solo por un capricho de ajuste económico. cuando existen otros medios para reducir sin afectar el poder adquisitivo del personal declarado esencial y que cumplió un rol fundamental en la emergencia".

"Los trabajadores de la Rama Recolección de Residuos cumplieron un rol fundamental en la pandemia de coronavirus para mantener la higiene cuando más se requería", aseveró.

Moyano adelantó que la asamblea y el gremio analizarán la adopción de "medidas muy severas" para el caso de que el Ejecutivo decida "tocar el bolsillo de los trabajadores".

El sindicalista reclamó hoy a Rodríguez Larreta y a los responsables del Gobierno porteño "la inmediata revisión de la absurda medida contra los trabajadores", y advirtió que el gremio llegará hasta "las últimas consecuencias en la defensa de todos los derechos".

"Camioneros continuará al lado de los trabajadores en defensa de sus derechos y de sus familias. El reclamo es justo y, por ello, el Gobierno porteño debe respetar y reconocer el esfuerzo realizado por el personal y no pagarle de la peor manera", concluyó Moyano. (Télam)