El secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca), Hugo Moyano, rechazó una vez más hoy la posibilidad de que el Gobierno porteño determine "recortes" de los servicios de la Rama Recolección de Residuos y Barrido en la ciudad de Buenos Aires, y denunció que la medida reduciría los salarios en 20 mil pesos.

En una carta dirigida al Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, Moyano aseguró que la pretensión de eliminar esos servicios en "el séptimo día" y también el pago de los feriados afectaría en casi 20 mil pesos los salarios mensuales de los trabajadores.

"Los trabajadores de la recolección y barrido son actores fundamentales en el mantenimiento de las condiciones sanitarias de la ciudad y, como lo demostraron durante la pandemia de coronavirus, una vez más pusieron a disposición de manera incansable su fuerza laboral, no obstante el peligro para su salud y la de sus familias", remarcó Moyano.

El exsecretario general de la CGT Azopardo añadió en la misiva que cualquier recorte en la frecuencia de esos servicios o la eliminación del "séptimo día" o de los feriados concluiría en "una situación altamente riesgosa para los trabajadores y la ciudadanía, en tanto la realidad sanitaria continúa representando un grave peligro por los contagios".

"La actividad de recolección y barrido, por lo mismo, fue en su momento declarada esencial. El gremio no puede concebir la injusticia de 'recompensar' el esfuerzo de los trabajadores con un recorte como el que promueve el Gobierno porteño", denunció.

Moyano añadió que si a esas medidas "sumamente perjudiciales" para los trabajadores y sus familias se agregan los descuentos que sufren por el impuesto a las Ganancias,

"la situación es cada vez menos favorable para quienes mantienen limpia la ciudad".

El dirigente sindical reseñó en la carta a Rodríguez Larreta que el 31 de diciembre último expiró "el beneficio de la Ley 27.549, que en parte mitigaba los efectos de ese impuesto, por lo que la decisión sería un tremendo golpe para la economía familiar".

Moyano ratificó "la defensa irrestricta de los derechos de los trabajadores" y rechazó "cualquier tipo de recorte de los servicios que afecte los salarios y el sustento familiar".

Por último, sostuvo que es imprescindible mantener "la frecuencia actual de esos servicios de recolección y barrido"; rechazó "cualquier tipo de recorte en la ciudad de Buenos Aires" y repudió "la intención de producir rebajas salariales mensuales". (Télam)