El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, defendió hoy su propuesta de otorgar un aumento salarial del 10%, repartido entre noviembre y diciembre, a los estatales, y aseguró que en febrero próximo su administración volverá a dialogar con los docentes y en marzo, con el resto de los gremios.

"Estamos haciendo una propuesta de lo que se puede pagar, excedernos de eso significará dilatar los pagos; hay provincias que pagarán el aguinaldo en cuotas y en el caso de Jujuy el SAC (Sueldo Anual Complementario) se pagará de una sola vez, entre el 17 y el 20 de diciembre", indicó Morales.

El mandatario se refirió de esta manera al "diálogo salarial" con el sector que representa a los trabajadores estatales de la provincia que presentó esta mañana un petitorio con cinco puntos, en el que demandan un incremento salarial del 10% para noviembre, pero piden seguir discutiendo porcentajes para los meses siguientes.

Además, reclaman el pago de un bono de $5.000 de forma mensual hasta que sea integrado al salario, en el marco de las negociaciones paritarias 2020.

Morales reiteró su decisión de abonar "un bono a fin de año de $3.000", mientras que se mantiene la propuesta de un incremento salarial del 10% para noviembre y diciembre, 7% y 3% respectivamente.

Apuntó además que el marco de las reuniones con los estatales se conformó una mesa con Educación en la cual se resolvió con cuatro (4) horas cátedra, aumentar el sueldo de la primaria "porque había un histórico reclamo por la diferencia con los profesores".

Asimismo, dijo que "también se pagará una mejora del 45% en asignación familiar".

Sobre las conversaciones con los estatales Morales aseguró que "siguen abiertas" y anticipó que "en febrero se volverá a dialogar con los docentes y en marzo será el turno de otros gremios".

En un petitorio presentado esta mañana en Casa de Gobierno, el FAG expresó su "total rechazo por insuficiente" a la propuesta de aumento del 10% para noviembre y diciembre y del bono de $3.000, al considerar que "hay recursos para mejorar" el ofrecimiento.

Además, se declaró "en estado de alerta" por las "dilaciones permanentes" que vienen teniendo las reuniones por las paritarias.

La contrapropuesta del FAG consiste en cinco puntos en los que plantean la pauta salarial, piso salarial, suma fija (bono), asignaciones familiares y "blanqueo" de adicionales.

"Lo que hay que recuperar es mucho más cercano al 50% por la inflación generada la suba de precios en las tarifas, la nafta, el pan, la carne, por lo que el bolsillo del trabajador no puede esperar más", dijo hoy la secretaria general de la Asociación del Personal de los Organismos de Control (APOC), de Jujuy, Susana Ustarez. (Télam)