La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp) convocó entre las 15 y las 17 de mañana a un paro en el Premetro, como medida de "autodefensa" ante "la intransigencia de la concesionaria Metrovías para implementar un sistema de seguridad que evite la colisión de las formaciones", informó esta tarde el sindicato.

El titular, adjunto y el secretario de Prensa del gremio, Roberto Pianelli, Néstor Segovia y Enrique Rositto, señalaron hoy en un comunicado que el Premetro sufre desde hace años "un profundo abandono y desinversión por parte del Gobierno porteño, lo que se refleja en la realidad de los coches, las estaciones y la señalización vial", aseveraron los dirigentes.

El gremio exigió la implementación de un urgente sistema de seguridad y enfatizó que debe impedir "la colisión entre los coches o la circulación en sentido contrario por la misma vía, lo que provocó el accidente de diciembre último, que ocasionó 4 heridos".

Para el sindicato, la empresa Metrovías procura obligar a los conductores a realizar funciones de seguridad operativa que "no les corresponde según el convenio colectivo", y sanciona a quienes "se niegan" y, no obstante "las reuniones realizadas y la última medida de autodefensa de ayer, la concesionaria continúa impidiendo un acuerdo", aseguró.

Los dirigentes gremiales convocaron una vez más a "la reflexión" al Gobierno porteño, a Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) y a Metrovías respecto de "su responsabilidad sobre el estado del servicio" y ratificaron su voluntad de solucionar con diálogo el conflicto.

Rositto sostuvo esta tarde que "se impone la urgente seguridad operativa" y "el respeto de los derechos de los trabajadores y usuarios", y rechazó "la realización de funciones ajenas al convenio que exige Metrovías, como 'apretar un pulsador', lo que significa un riesgo".

La Agtsyp había paralizado ayer las tareas en el Premetro, entre las 9 y las 11, en lo que denominó medida de "autodefensa" para alertar sobre el deterioro de los servicios.

El Premetro cruza las comunas 7 y 8 de la ciudad de Buenos Aires a través de los barrios de Flores, Villa Soldati, Villa Lugano y Villa Riachuelo, informó la organización gremial.



(Télam)