El secretario general de la Confederación de Trabajadores Municipales (CTM), Rubén García, respaldó hoy las medidas sanitarias anunciadas anoche por el presidente Alberto Fernández para reducir la circulación del virus y los contagios por la Covid-19.

"No hay que darle tregua a la pandemia de coronavirus porque es un enemigo que no busca la paz”, afirmó esta tarde en un comunicado de prensa García, quien representa a casi 600 mil empleados y obreros comunales en todo el territorio nacional.

Para el histórico dirigente municipal, la Covid-19 es "un enemigo invisible y sin reglas y se lleva la vida de cada vez más argentinos, sin distinción de edad”, por lo que "las medidas anunciadas por el Jefe de Estado son de cuidado y no restricciones", puntualizó.

García sostuvo que la peor restricción "es perder la vida", por lo que reclamó el cumplimiento de las medidas porque "el libre albedrío garantizará que gane el virus".

El sindicalista también reclamó a los más de 2.200 intendentes y jefes comunales de la Argentina que se conviertan en guardianes de lo dispuesto anoche por el Gobierno nacional para que esta vez "se cumpla al pie de la letra con el cuidado de la población".

“Los municipales se suman y están a disposición del Presidente, como el primer día, porque la situación sanitaria y de los trabajadores de la salud no da para más”, subrayó el dirigente.

Según García, el sistema de salud "está totalmente colapsado"; afirmó que "esta verdadera catástrofe sanitaria puede ser aún peor si no hay cuidados" y advirtió que "lo único posible para minimizarla es el barbijo y el distanciamiento a la espera de vacunas".

También sostuvo que la coordinación entre los Gobiernos nacional, provinciales y locales y los trabajadores es esencial para cuidar la vida del pueblo y reducir los contagios, porque ante "la grave situación hay que tener una estrategia sanitaria global, ya que hay una sola pandemia y no puede haber 24 formas diferentes de gestionarla, como dijo Fernández.

“Si no se reduce la circulación no bajará nunca la cantidad de casos. La concientización sobre lo que ocurre y la solidaridad colectiva es fundamental. No hay dicotomías en la estrategia presidencial entre salud y economía. Sin salud no hay economía que valga. La mejor vía para el crecimiento económico es luchar contra la enfermedad", concluyó.

(Télam)