Los trabajadores judiciales de todo el país paralizarán mañana nuevamente las tareas en demanda del pago del cuarto tramo de la mejora salarial convenida con la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) para este año y la integración del gremio a la obra social, y anunciaron otras dos huelgas nacionales para el 24 y 25 de este mes.

La Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN), que lidera Julio Piumato, realizó el viernes último un paro de 24 horas en demanda del inmediato pago del cuarto tramo de mejora salarial y la integración gremial a la obra social, y rechazó "el retraso y dilación de la Jefatura de Gabinete para autorizar el cambio de las partidas para abonar".

La nueva protesta se iniciará a las 10 de mañana, en el contexto de la profundización del plan de lucha por esas demandas y, los trabajadores, también marcharán hacia Tribunales, por lo que estarán cortadas las calles Talcahuano y Lavalle, en tanto habrá concentraciones en cada dependencia en todo el territorio nacional, destacó Piumato.

El también secretario de Derechos Humanos de la CGT rechazó "la ausencia de respuestas para modificar las partidas presupuestarias y respetar el aumento salarial", y ratificó que "los salarios no pueden perder valor frente al galopante proceso inflacionario".

Además, confirmó que si continúan "las absurdas demoras" el gremio realizará una nueva huelga de 36 horas el 24 y 25, con una gran marcha nacional el primero de esos días.

"Los trabajadores no pueden permitir ser rehenes de contiendas que los exceden. Así como se defendieron ante el avance del Impuesto a las Ganancias sobre los salarios, también lo harán para que el ingreso no pierda ante la inflación", señaló en un documento.

(Télam)