Los 17 gremios docentes porteños ratificaron hoy ante las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires sus prevenciones respecto de posibles contagios por coronavirus ante la decisión del Ejecutivo capitalino de retornar a las aulas el 17 de febrero próximo, y señalaron que analizarán en los próximos días "el protocolo" diseñado por las autoridades educativas.

Luego del encuentro de varias horas realizado esta tarde en el Ministerio de Educación de la ciudad, en el barrio 31 de Retiro, los dirigentes de los sindicatos, entre ellos la Ademys y la UTE, cuestionaron el contenido de la reunión y las propuestas oficiales.

"Se analizarán los protocolos del Gobierno metropolitano para reabrir las escuelas y convocar a la presencialidad y, luego, se adoptarán decisiones", indicaron voceros de esas entidades a Télam, que rechazaron "la ausencia de respuesta al reclamo para evitar posibles contagios".

Las organizaciones sindicales rechazan de plano las condiciones determinadas por la cartera educativa, que encabeza la ministra Soledad Acuña, para el regreso a las aulas.

"Horacio Rodríguez Larreta no resolvió las demandas gremiales para evitar contagios con la presencialidad", señalaron los sindicatos, aunque el secretario adjunto de la Ademys, Jorge Adaro, aseguró que la organización "no adoptará decisiones sin consulta previa a los trabajadores, por lo que el 8 de febrero se los consultará en una asamblea abierta".

El Ejecutivo metropolitano ratificó el regreso a las aulas el 17 de febrero próximo de los alumnos de los jardines maternales, el nivel inicial, el primer ciclo de primaria (hasta tercer grado) y de secundaria (hasta segundo año), en tanto el resto se incorporaría entre el 22 de ese mes y el 1 de marzo próximo de forma plena a la presencialidad.

El Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) evaluaba esta noche en reunión de comisión directiva los alcances de la propuesta de protocolo del Gobierno porteño para adoptar una decisión, según confirmó a Télam su secretario de Prensa, Javier Mauad. (Télam)