Los cuatro gremios ferroviarios y las empresas Ferrovías SAC y Metrovías SA acordaron hoy en la revisión de la paritaria un nuevo incremento salarial de casi el 40% en tres tramos y el pago de una suma fija no remunerativa y por única vez equivalente al 15% del salario bruto total conformado vigente en septiembre, informó el dirigente Sergio Sasia.

El titular de la Unión Ferroviaria (UF) explicó que la suma fija se efectivizará el 18 de este mes en el caso de Ferrovías y con los haberes de noviembre en el de Metrovías.

Además, a partir de este mes los trabajadores percibirán un aumento salarial del 18,50%, calculado sobre los haberes de septiembre; otro 10,50% sobre los de noviembre y otra mejora del 7% en enero de 2023 sobre las remuneraciones de diciembre próximo.

En todos los casos, los aumentos se realizarán sobre el salario bruto total, incluido el básico y las bonificaciones, los viáticos y la antigüedad, informó el dirigente gremial.

El acuerdo fue firmado, además de Sasia, por el titular del Sindicato de Conductores de Trenes La Fraternidad, Omar Maturano, el de la Asociación de Señaleros (ASFA), Enrique Maigua, y el jefe del gremio jerárquico ferroviario y ferroportuario (Apdfa), Adrián Silva.

El acuerdo salarial es cuatrimestral y regirá entre el 1° de octubre último y el 31 de enero próximo, y las negociaciones serán retomadas en febrero, luego de que sea difundido el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de enero de 2023 para monitorear el convenio firmado y definir las pautas de ingresos para el período febrero-marzo del año próximo.

El importe de 6.500 pesos que los trabajadores perciben en concepto de Bono Covid continuará siendo pagado por las empresas como no remunerativo, y será incrementado este mes a 7.700 pesos, en diciembre a 8.500 y en enero a 9.100 pesos, indicó Sasia.

"En similar sentido continúan las negociaciones paritarias pendientes con las demás empresas ferroviarias", dijo el también titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) e integrante del consejo directivo de la CGT.

"El acuerdo fue el resultado de negociaciones directas y difíciles en una situación económico-social nacional complicada, pero no hubo necesidad de recurrir a medidas de acción directa y tampoco hubo pérdida de horas de trabajo, por lo que los gremios agradecen la confianza y realzan la unidad de las organizaciones", concluyeron.

(Télam)