El personal del interior del país agrupado en la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que lidera Roberto Fernández, iniciará esta medianoche y durante 24 horas un paro general en reclamo del pago de una suma fija de 27 mil pesos y una recomposición salarial del 11 por ciento, confirmó hoy el secretario de Prensa, Mario Calegari.

La huelga será cumplida por los choferes de colectivos de corta y media distancia del interior del país y no afectará los servicios en la Capital Federal y el AMBA.

Calegari, recientemente electo en el Congreso de Parque Norte como integrante del consejo directivo de la CGT, sostuvo esta tarde a Télam que "el paro total fue ratificado por el sindicato ante la ausencia de respuestas positivas".

"Desde esta medianoche y durante toda la jornada del viernes habrá paro total de actividades en los servicios del interior del país", confirmó Calegari a esta agencia.

El dirigente gremial explicó que la protesta solo se realizará en el interior del país ante "la ausencia de diálogo para consensuar una salida salarial con el sector patronal".

La UTA mantuvo durante semanas extensas negociaciones con la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap) y no pudo consensuar una salida a los reclamos de recomposición salarial de los trabajadores.

Click to enlarge
A fallback.

Calegari ratificó hoy que esa suma fija de 27 mil pesos debe ser incorporada al salario de los trabajadores desde diciembre próximo, y que el sector patronal tiene que sumar una recomposición general de los haberes del 11 por ciento adicional.

La UTA exige que los aumentos salariales de los choferes de micros del interior del país se equiparen a los otorgados en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA).

En su momento, Fernández sostuvo en un documento que el gremio "no permitirá que los salarios se ubiquen por debajo del proceso inflacionario", y detalló que el gremio nunca obtuvo respuestas a los reclamos formulados en el Ministerio de Trabajo.

(Télam)