La Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), que lidera José Voytenco, reclamó hoy el pago de un bono de fin de año de 60 mil pesos para la totalidad del personal de la actividad, que fue considerada "esencial" durante la pandemia de coronavirus y, por lo tanto, "merece ahora ese reconocimiento".

La organización sindical formalizó hoy el reclamo de pago del bono de fin de año y sostuvo que puede ser efectivizado en concepto de "gratificación extraordinaria" para contribuir a reforzar los ingresos de los peones rurales de todo el país.

Un comunicado de la organización gremial afirmó que desde hace semanas "se negocia con las cámaras empresarias para intentar consensuar las pretensiones del sindicato, que no son otras que las necesidades de los afiliados", aseveró Voytenco.

El dirigente, quien reemplazó a Ramón Ayala -fallecido el 6 de octubre de 2020 por la Covid-19- reseñó que "la actividad fue declarada esencial, por lo que el personal cumplió tareas para que llegue la comida a la mesa de todos los argentinos".

Las negociaciones continuarán ahora, luego de formalizado el reclamo, en el contexto del diálogo sectorial con las cámaras patronales, aunque el dirigente sindical puntualizó que el pedido ya tuvo "respuesta favorable" el año pasado.

"Sería un justo reconocimiento por el esfuerzo que realizaron los trabajadores para que la actividad funcione muy bien", agregó Voytenco, quien también es titular del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre).

Click to enlarge
A fallback.

Según el sindicalista, no obstante la delicada situación sanitaria hubo cosechas récord en el país y "una enorme generación de riqueza, lo que también debe llegar a los trabajadores rurales que lo posibilitaron", concluyó el dirigente en el documento.

La Uatre representa a 560 mil afiliados en todo el país y tiene presencia federal a partir de 1.070 puntos de atención distribuidos desde Ushuaia a La Quiaca.

(Télam)