La secretaria de Igualdad de Oportunidades y Género de la CGT, Noé Ruiz, consideró hoy que "es apresurado" referirse a la composición que tendrá el nuevo consejo directivo de la central obrera, que renovará autoridades el 11 de noviembre, aunque reconoció que el metalúrgico Antonio Caló podría integrar la futura conducción.

En declaraciones a Télam, la dirigente de la Asociación de Modelos Argentinos (AMA) afirmó además que el nuevo estatuto propuesto por la entidad sindical aún "no cumple con la naturaleza y el objetivo de la Ley de Cupo Femenino".

Ruiz aseveró que esa propuesta pretende ser "de avanzada", pero reclamó que se haga justicia con las sindicalistas y se cumpla con el 30 por ciento de cupo femenino legal.

"Las sindicalistas y trabajadoras organizadas lucharon, se prepararon, superaron la división del tiempo con tesón, esfuerzo y conocimientos en cada gremio y siempre con un compromiso definido. Es un derecho que se ganaron", enfatizó Ruiz.

En su último encuentro de consejo directivo, la CGT decidió presentar en el Congreso del 11 de noviembre próximo en Parque Norte una propuesta de reforma estatutaria, que ampliará las secretarías de las actuales 25 a 33 y creará nuevos cargos.

Sin embargo, Ruiz remarcó que "es preciso cumplir con el 30 por ciento de forma real, es decir, esa proporción de secretarías debe ser encabezada por una mujer"; convocó a "prepararse para un futuro 50 por ciento, lo que será un cambio que no puede producirse de golpe", y llamó a "una necesaria maduración de hombres y mujeres".

Click to enlarge
A fallback.

La dirigente reconoció que la integración femenina en los sindicatos "más masculinizados" es difícil, ya que "son tareas y actividades muy exigentes".

Para Ruiz, de forma previa a la integración de la nueva conducción de la CGT es preciso lograr "el máximo posible de unidad, porque el país vive momentos muy difíciles".

"No estoy de acuerdo con que un hombre y una mujer compartan una secretaría. Habrá que estudiar la redacción final de la propuesta de reforma estatutaria. Pero cada mujer tiene el derecho de acceder a una secretaría, sea cual sea", señaló a esta agencia.

En se sentido, la gremialista remarcó que toda decisión o acción que adopta la CGT "marca la historia del mundo del trabajo, de la economía y de la política", y sostuvo que la central obrera debe velar por la paz social con desarrollo sostenible para todos .

Ruiz observó que la entidad sindical tiene que ser "muy seria" ante "la difícil situación de empleo, pobreza y deuda que afronta la Argentina".

"Si en la próxima conducción hay más cantidad de dirigentes, debería aumentar ese 30 por ciento de cupo femenino que marca la ley. La mujer no puede ser subsecretaria sino cotitular y con igualdad de derechos", argumentó.

En otro orden, Ruiz aseguró que la CGT siempre apuesta a la gobernabilidad con justicia social y trabajo digno, porque ese es el vector y el eje central para los trabajadores, y añadió que se requiere paz social, ya que "la pandemia de coronavirus no se fue y es preciso ser muy cuidadoso con el trabajo del futuro, porque algunas actividades se transformarán, otras desaparecerán y otras nuevas surgirán", concluyó la dirigente.


(Télam)