La Regional Rosario de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), que lidera Edgardo Arrieta, decidió hoy el estado de alerta de los gremios que la integran ante "el fuerte aumento de contagios por coronavirus y la ausencia de vacunación" para ese sector de la población oportunamente declarado "esencial".

El dirigente sindical sostuvo en un comunicado que los trabajadores de la actividad continúan sin ser vacunados, por lo que reclamó a las autoridades nacionales "medidas urgentes" al respecto, ya que el personal "no solo transporta a los ciudadanos sino que es protagonista fundamental y esencial en el traslado de vacunas en toda la Argentina".

Arrieta sostuvo que "no hubo hasta ahora señales para proteger y resguardar a esos trabajadores, que se exponen a diario y entregan hasta su salud y su vida", y remarcó que el sector sostiene "la actividad económica y la salud de toda la población argentina".

La Regional de la CATT reclamó "soluciones inmediatas" para un sector que hoy "es más esencial que nunca", e instó a la población a acompañar el reclamo de los trabajadores que, a diario, cumplen tareas en rutas, calles, vías férreas, fluviales, marítimas y aéreas.

"La organización sindical es solidaria con todos los trabajadores del sector marítimo, fluvial y portuario, quienes realizan desde ayer medidas de fuerza en reclamo de vacunación, por lo que la CATT declaró el alerta en demanda de que se escuchen sus exigencias", afirmó.

De esa forma, la Regional, un enclave vital para el comercio exterior, se hizo eco de los reclamos de la organización nacional que lideran Juan Carlos Cchmid y Omar Maturano.

El gremio de capitanes de pesca (Aacpypp) y otras entidades marítimas iniciaron a las 18 de ayer un paro nacional de 48 horas en demanda de la inmediata inmunización del personal y, a partir de las 6 de mañana y durante un día, se sumarán a la huelga los 19 sindicatos que integran la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra), que conduce en todo el país el excotitular de la CGT Juan Carlos Schmid. (Télam)