Los secretarios de Relaciones Internacionales y Gremial de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA), Adolfo Aguirre y Alejandra Angriman, integrarán el Consejo General y su par Mundial de Mujeres de la Confederación Sindical Internacional (CSI), según lo determinó el Congreso que concluyó hoy en Melbourne, Australia.

Durante varias jornadas la CTAA y la CGT participaron en la ciudad australiana de Melbourne en el Quinto Congreso Mundial de la CSI, ocasión en la cual fueron electos Aguirre y Angriman, en tanto el italiano Luca Visentini será el nuevo secretario general.

"Las designaciones de Aguirre y Angriman son un reconocimiento a la política internacional de la CTA Autónoma", expresó hoy la central en un documento de prensa.

La CSI agrupa a 200 millones de trabajadores de 130 países y eligió conducción por cuatro años, e informó que Visentini es el líder de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) y que la dominicana Jordania Ureña, secretaria de Políticas Sociales de la Confederación Sindical de las Américas (CSA), ocupará la adjunta de la central.

"Es un dato de importancia geopolítica el rol de la CTA Autónoma en el sindicalismo mundial, ya que aporta una mirada desde el sur global y marca la necesidad de la unidad internacional de la clase trabajadora ante el avance del fascismo", explicó Aguirre.

El dirigente sostuvo que la central argentina levantará "las banderas de la soberanía, la integración, la producción sustentable y el trabajo decente para construir el mundo necesario y desmontar la tecnología del saqueo para instalar la de la justicia social".

Angriman señaló como herramientas para el cambio el Convenio 190 y la Recomendación 206 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la violencia y el acoso, y dijo que son instrumentos centrales para los trabajadores porque "la violencia es estructurante de las relaciones laborales en el actual sistema capitalista de acumulación y despojo".

Durante varios días, los delegados de los países analizaron en el Congreso "las crisis globales, la tecnología y su impacto en el trabajo, los derechos laborales, la protección social, los salarios dignos, el movimiento sindical inclusivo e igualitario y el clima". (Télam)