La Corriente Federal de Trabajadores (CFT) en la CGT, que conducen el bancario Sergio Palazzo y el gráfico Héctor Amichetti, repudió hoy al periodista Marcelo Longobardi y a "la prensa irresponsable" que plantea que "los pobres no merecen vivir en democracia".

Las declaraciones de "esa prensa irresponsable que integra Longobardi son repudiadas por la Corriente Federal. No es posible afirmar, como hizo, que 'la democracia no es para cualquier país' y que algún día habrá una sorpresa porque habrá que formatear a la Argentina de un modo más autoritario'", lo que fue repudiado por el espacio gremial.

"Preocupa y llena de tristeza ese tipo de referencias, las que pretenden retrotraer a los argentinos a la etapa más oscura que vivió el país. Lo más grave es que esas declaraciones son avaladas por un sector de la prensa cipaya", sostuvo la Corriente.

Un documento del sector añadió que en el terreno de la libertad de expresión existen "valores irrenunciables", como el sistema democrático, por lo que a esta altura "es insoportable aceptar 'la selección natural y selectiva' planteada por algunos pseudo-comunicadores que representan a los intereses de los grandes grupos económicos".

La CFT, que integran más de 30 organizaciones sindicales y que exaltó la defensa de "la democracia participativa y social", subrayó que para los periodistas como Longobardi "el valor de la democracia radica en un sector privilegiado y minoritario de la sociedad".

"Esa línea discursiva, esta vez expresada por Longobardi, refleja el rol de una despiadada oposición, que desprecia el bien más caro de todo hombre y mujer, es decir, la salud y la libertad. Por lo mismo, la CFT reafirma que la libertad de expresión merece una prensa responsable", concluyó el documento firmado por su conducción nacional.

Ayer, el presidente de Proyecto Sur, Jorge Selser, consideró "una canallada" y "un ataque a la democracia" las afirmaciones de Longobardi, quien consideró que "ciertos niveles estrafalarios de pobreza estructural hacen cortocircuito con una vida democrática plena", y que será preciso "formatear a la Argentina de un modo más autoritario". (Télam)