La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud bonaerense (Cicop) ratificó hoy la necesidad de "un mayor presupuesto y nombramientos" en el sector para fortalecer los equipos de salud ante "el inusitado y alarmante avance de la pandemia de coronavirus", y respaldó la decisión de disminuir la circulación de personas para detener los contagios.

"El sistema de salud afrontará semanas críticas porque está al límite, y es preciso evitar el colapso de su capacidad. Por ello, la Cicop respalda y afirma que existe consenso respecto de que el actual momento es de cierre de actividades, aunque algunos sectores cuestionen de forma pública esa estrategia", subrayó la organización en un documento.

La Cicop, liderada por Pablo Maciel y Silvana Scali -recientemente asumidos- aseveró que quienes cuestionan esa estrategia de cierre de actividades subestiman "la magnitud del problema sanitario, solo contribuyen a aumentar la circulación del virus y no observan que no hay margen para más contagios e internaciones", expresaron los dirigentes.

Sin embargo, el gremio bonaerense reclamó "medidas económicas que acompañen las decisiones sanitarias" como sostén de los sectores afectados, privilegiando la salud.

"Es preciso un presupuesto de emergencia que permita el ingreso de personal con cargos genuinos en los sectores profesionales y no profesionales, a fin de reforzar los equipos de salud. De lo contrario, será muy complicado afrontar el duro invierno próximo", aseguró.

También reclamó "la revalorización y pleno funcionamiento de los Comités de Crisis locales en hospitales y municipios, con participación sindical, para implementar una mejor gestión frente a la grave pandemia, lo que debe contemplar a todos los trabajadores".

La Cicop solicitó que aumente "la velocidad de vacunación para que las medidas restrictivas tengan un mayor impacto", y sostuvo que "la situación de catástrofe mundial exige la liberación de las patentes para multiplicar el ritmo de producción de dosis".

Para el gremio, las vacunas deben ser declaradas "un bien público", y sostuvo que junto con la liberación de patentes "se podrá ampliar la producción a gran escala" global.

"Esa utilidad pública debe comenzar por las que se fabrican en el laboratorio Sigman, en la localidad de Garín. porque se van al exterior", concluyeron los dirigentes gremiales. (Télam)