La Confederación General del Trabajo (CGT) le pidió hoy una reunión formal al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, con la intención de conversar sobre el acuerdo de precios y salarios que propone el Gobierno, en tanto que desde la cartera laboral confirmaron a Télam que Moroni "está en conocimiento" de la solicitud de la central sindical, que fue realizada en el día de hoy a través de una nota.

La información del pedido de audiencia al ministro de Trabajo fue confirmada a Télam por Héctor Daer (Sanidad), uno de los dos secretarios generales de la CGT, cuya conducción se completa con el cosecretario general cegetista Carlos Acuña (trabajadores de estaciones de servicio).

Según informó Daer, la conducción de la central obrera pidió reunirse a la brevedad con el titular de la cartera laboral con el objeto de "conocer la propuesta del Gobierno" en relación al acuerdo de precios y salarios entre las cámaras empresarias y los representantes del movimiento obrero que impulsa el Ejecutivo.

Con la nota enviada a Moroni, los sindicalistas buscan que el Gobierno les transmita precisiones sobre la iniciativa y, por otro lado, pretenden que la administración del Frente de Todos profundice "un seguimiento más enérgico a los formadores de precios", según indicó a esta agencia otra fuente gremial.

Ayer, en el marco del gabinete económico, el ministro de Economía Martín Guzmán encabezó una reunión en la que se avanzó "en la definición de una metodología de articulación con los sectores económicos para la coordinación de políticas de precios y salarios", según se informó oficialmente.

"El Gobierno apunta a continuar con el sendero de reducción gradual y consistente de la inflación. Se considera la inflación como un fenómeno multicausal, consecuencia de factores macroeconómicos y pautas de comportamiento y de formación de expectativas que le dan persistencia", señaló en ese encuentro Guzmán.

El presupuesto correspondiente al año 2021 contiene una pauta inflacionaria prevista del 29% anual, y en el Palacio de Hacienda deslizan como un escenario deseable que el promedio de incremento salarial para este año esté "2 o 3 puntos por encima" de ese porcentaje.

Por otro lado, y en paralelo al pedido de reunión de la CGT, todos los actores que siguen de cerca las negociaciones por este tema advierten que para avanzar en un eventual acuerdo hay una condición imprescindible y es que los sectores empresarios unifiquen criterios, ya que no todos están convencidos de aceptar y formar parte de un convenio de esta naturaleza que sea impulsado por el Estado. (Télam)