Los trabajadores judiciales de Córdoba volvieron a cumplir tareas presenciales y el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) estableció que quienes hayan decidido no vacunarse contra el coronavirus tendrán que realizarse un PCR cada 72 horas, porque de lo contrario tendrán licencia sin goce de sueldo, salvo aquellos que tengan prescripción médica, por lo que un grupo de empleados presentó un recurso de amparo.

El abogado Fabián Moscovich representa a 45 empleados judiciales cordobeses que no se quieren vacunar contra la Covid-19, pero sí quieren trabajar.

El letrado dijo a Cadena 3 que licenciar a aquellos trabajadores que no quieren vacunarse es "un ejercicio abusivo y caprichoso, sin razones jurídicas válidas".

Por su parte, el administrador general del Poder Judicial de Córdoba, Ricardo Rosemberg, advirtió que denunciarán penalmente a quienes se presentaron a trabajar este martes en Tribunales sin estar vacunados.

En tanto, Federico Cortelletti, secretario general de la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial de la Provincia de Córdoba (Agepj), explicó que “el gremio está absolutamente a favor de la vacunación" y que "la inmensa mayoría" de los trabajadores "se ha vacunado" y, en ese contexto, afirmó que están convencidos que la inmunización es "la salida colectiva para recuperar la normalidad”.

El dirigente gremial dejó claro que de todos modos "es apresurado el regreso con la totalidad de los empleados y es erróneo la coerción de la vacunación afectando el salario”.

La asesora presidencial Cecilia Nicolini fue consultada sobre esta situación por Canal 12 de Córdoba y, en respuesta recordó que la pandemia es "una situación de salud pública" que requiere una "salida colectiva".

“Estamos ante una situación de salud pública, la salida es colectiva. No solamente la vacunación sirve para que un individuo se proteja contra coronavirus, sino también sirve para cuidar y proteger a los demás”, dijo.

“Por eso es tan importante que las personas se vacunen, porque no solamente se protege uno sino al resto de la sociedad", dijo Nicolini.

Todos los empleados judiciales que recibieron el esquema completo de vacunación se presentaron desde ayer a trabajar, y en esa vuelta a los edificios y oficinas la Agepj controló que se cumplan las medidas sanitarias.

"En el recorrido se verificó que en algunos edificios se mantiene el sistema de rotación y burbujas debido a que las dimensiones de las oficinas no permiten una presencialidad total, lo que demuestra sensatez en el marco de la presente situación epidemiológica que por más que haya avanzado enormemente el proceso de vacunación no deja de ser crítica", dijeron fuentes gremiales.

El TSJ aclaró que serán exceptuados de la convocatoria presencial personas con inmunodeficiencias y pacientes oncológicos y trasplantados, conforme lo establece el artículo 3, incisos V y VI, de la Resolución Nº 627/2020 del Ministerio de Salud de la Nación y sus modificatorias y complementarias.

De todos modos, la resolución reitera que la prestación de servicio presencial en los espacios cerrados del Poder Judicial de Córdoba supone que las personas mantengan entre sí una distancia mínima de dos metros y las medidas de cuidado personal: uso permanente del tapabocas, higienizarse asiduamente las manos, toser en el pliegue del codo, desinfectar las superficies y ventilación de los ambientes.


(Télam)