La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) pidió hoy potenciar la industria local, que el Estado "tome las riendas" de la inversión estratégica y que se garanticen paritarias que hagan posible la recomposición salarial frente a la inflación, en el cierre del Congreso Nacional de Delegados que se desarrolló en Mar del Plata, el primero del gremio tras la asunción de Abel Furlán como nuevo secretario general.

"Es el Estado el que tiene que tomar las riendas para la inversión estratégica, la generación de puestos de trabajo y el direccionamiento de la inversión privada. Y nosotros debemos empujar para que esas estrategias sean el camino para que el Gobierno vaya en esa dirección", expresó la UOM en un documento.

En la última jornada de trabajo del encuentro anual, que comenzó el martes en el Hotel 13 de Julio de la ciudad balnearia, cerca de 300 delegados de las seccionales del país señalaron que "una actitud decisiva es potenciar la industria local" y "garantizar la recomposición de los sueldos a través de paritarias que garanticen al menos la reparación del deterioro del salario detonado por la inflación".

"Si se obliga a acordar una paritaria por debajo del incremento sostenido de los precios es indudable que los trabajadores no van a poder pagar los servicios, ni consumir y mucho menos tener garantizadas las prestaciones de salud que les corresponden por legítimo e indiscutible derecho", expresaron.

Indicaron en ese sentido que "es fundamental y decisivo ajustar el plan económico" y que los sindicatos deben proponer "un conjunto de políticas tendientes a hacer posible el desarrollo sustentable", con generación de "empleos formales de calidad y trabajo decente con inclusión".

En el documento, plantearon además los desafíos de "contar con un plan industrial que contemple a todos los trabajadores" y de "adaptar a este proceso, la globalización y las nuevas tecnologías para aumentar las posibilidades laborales".

"Históricamente, la salida a las crisis recesivas que experimentó nuestro país ha sido el estímulo del mercado interno, el fomento de la producción, la generación de valor agregado, y no apostar a la deuda y la timba financiera. Lamentablemente, venimos de años donde la política preponderante fue la evasión, la timba y los paraísos fiscales", expresaron.

El gremio salió al cruce de las iniciativas que plantean reformas en las condiciones laborales: "La pérdida de los salarios y del empleo nos enfrenta con la necesidad de resignificar el trabajo, nos obliga a cuestionarnos sobre sus pérdidas y ante las reiteradas amenazas de querer modificar nuestras condiciones de trabajo y nuestros derechos, debemos unirnos para asegurar los puestos de trabajo a los efectos de sostener un futuro, un proyecto de vida y defender nuestra dignidad", aseveró.

En ese sentido, los delegados llamaron a "librar una lucha contra el desempleo y las distintas formas de precarización laboral" y a su vez "colocar la cuestión de género en el centro de las políticas laborales". (Télam)