El secretario general de la Unión Docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero, aseguró esta tarde que el sindicato continuará trabajando para que "la presencialidad cuidada" en las aulas sea posible, aunque sostuvo que "la mayor responsabilidad es de los Estados".

Un documento gremial afirmó que es preciso implementar la virtualidad solo en los distritos, departamentos o lugares urbanos en los que la realidad epidemiológica lo imponga, previa focalización y advertencia de los lugares problemáticos, y sostuvo que en esos casos los Gobiernos tienen que proveer "las herramientas digitales imprescindibles".

"Es indispensable el estricto cumplimiento de los protocolos, la vacunación y la inversión para el cuidado de los trabajadoras de la educación y de los alumnos", señaló el dirigente.

Para el también secretario de Políticas Educativas de la CGT "las medidas espasmódicas como reacción política no son la solución, sino la necesidad de programas y planes de contingencia adecuados a los contextos que implica la grave pandemia”, concluyó.

(Télam)