La Asociación Gremial de Computación (AGC), que lidera Ezequiel Tosco, reclamó hoy "plena participación" de la entidad para alcanzar "un acuerdo económico y social para la industria del software y la economía del conocimiento", y rechazó "las imposiciones antisindicales de las corporaciones de la actividad", informó esta tarde el dirigente.

La organización gremial sostuvo hoy en un comunicado de prensa que las patronales del sector aún "resisten" la sindicalización en la industria informática y procuran que "los trabajadores no intervengan en las políticas para el desarrollo tecnológico del país".

"Para avanzar en un auténtico acuerdo económico-social para la industria del software se impone la discusión tripartita del convenio colectivo de trabajo, en el contexto del diálogo social, y el debate sobre cómo terminar con la informalidad", afirmó Tosco.

El sindicalista reclamó la necesidad de discutir la forma de que cese "la precarización laboral, la definitiva erradicación de la persecución sindical en el sector, una adecuación salarial y la determinación de escalas coherentes en una actividad que no dejó de crecer, exportó cada vez más en 15 años y paga sin embargo cada vez menos al personal".

Tosco solicitó "la plena participación del gremio con personería en las discusiones con funcionarios y empresarios" (la AGC), por lo que reclamó integrar la mesa de diálogo con el Gobierno y las cámaras empresarias, porque "sin los trabajadores no hay acuerdo posible y, sin convenio colectivo laboral, no existe la justicia social", remarcó.

En esa mesa de diálogo participan los representantes patronales de las Cámaras de Software y Servicios Informáticos (Cessi), de Internet (exCabase), de Fintech, de Comercio Electrónico (CACE), de Informática y Comunicaciones (Cicomra), de

Seguridad Electrónica (Casel), Argencon y la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajo de Tecnología, Innovación y Conocimiento (Facttic), entre otras. (Télam)