La Asociación Bancaria (AB) reclamó hoy ante el agravamiento de la situación sanitaria por la Covid-19 la inmediata aplicación de varias acciones de protección en la actividad, porque "no hay margen para jugar con la salud y la vida", y advirtió que apoyará en caso contrario "medidas gremiales en las entidades y lugares de labor donde se incumplan".

"Desde hace más de dos meses el gremio advierte a las cámaras empresarias, las entidades financieras y el Banco Central (BCRA) respecto del agravamiento de la situación epidemiológica y el aumento exponencial de casos positivos, traducidos en muertos y en un sistema de salud colapsado a nivel privado y público", afirmó la organización.

Un documento firmado por los secretarios general y de Prensa, Sergio Palazzo y Eduardo Berrozpe, respaldó "la urgente y oportuna actuación del Gobierno nacional a través del plan de vacunación y la adopción de medidas de prevención basadas en evidencia científica", y rechazó las decisiones de varias jurisdicciones, de la Corte Suprema de Justicia y de algunos medios de prensa por promover "con negligencia su desacato".

Los bancarios, declarados trabajadores esenciales, decidieron hoy a través del gremio la adopción de medidas preventivas e intensificar la aplicación del Protocolo Covid-19 acordado, y exigieron "la conformación de un mínimo de dos equipos de trabajo que integre a todas las personas, sin discriminación, de cada sucursal o áreas, a excepción de las exceptuadas por razones de edad, enfermedades preexistentes o tareas de cuidado".

"Cada equipo debe cumplir tareas presenciales de forma rotativa, cada 7 días, y tiene que ser reemplazado por otro durante idéntico plazo, a excepción de que se detecte un caso positivo, en cuya situación se aislará a todo el equipo involucrado", sostuvo el gremio.

La Bancaria demandó la reducción del trabajo presencial a un mínimo necesario e indispensable, el respeto del aforo permitido como límite para el uso de superficies cerradas y continuar con el teletrabajo en todas las tareas que puedan hacerse a distancia para reducir los traslados, la exposición al riesgo y la propagación del virus, pero respetando "los derechos y la jornada laboral de acuerdo con las funciones asignadas".

La organización también exigió intensificar la aplicación de la disposición y recomendaciones del protocolo para el personal encargado de la atención al público, y adecuarlo para reducir en "un 50 por ciento los cronogramas de trámites de caja y personales para que no haya aglomeraciones y puedan hacerse en el menor tiempo".

"Hay que limitar la cantidad de personas en el interior de edificios al mínimo, respetar la distancia interpersonal de seguridad de 2 metros, perfeccionar la adecuación del puesto laboral manteniendo esa distancia, aplicar barreras físicas transparentes para separar clientes de trabajadores y empleados entre sí para prestar servicios de forma segura. El empleador debe proveer barbijo y máscaras y elementos de higiene y desinfección", remarcó la organización sindical.

También reclamó de forma obligatoria la permanente ventilación de locales y ambientes laborales de forma previa al ingreso del personal y durante la jornada, permitir la ventilación cruzada, higienizar y desinfectar los lugares previa y durante la jornada, controlar la temperatura corporal al ingresar al edificio al personal y terceros mediante equipos homologados, desinfectar manos, colocar alfombras sanitizantes en los puntos de acceso a los locales y mantener dos puestos de seguridad en todos los bancos.

El gremio reclamó por último una "prestación o compensación especial por pandemia” en concepto de viático y/o gastos de traslado para el personal presencial ante la saturación y ausencia de condiciones del transporte público, y para los trabajadores que cumplen tareas remotas a fin de compensar gastos de conectividad y/o consumo de servicios. (Télam)