La secretaria general de la filial Lanús del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba) y referente local de la CTA, Liliana Rossi, respaldó hoy las medidas de cuidado dispuestas por el gobierno provincial en las escuelas bonaerenses que, juzgó, permitirán que "más chicos puedan regresar a clases de manera segura, a diferencia de lo que ocurrió en la Capital Federal".

La provincia "tendrá más chicos en las aulas, pero con los mismos cuidados", evaluó Rossi, al referirse a la situación epidemiológica y a las medidas de prevención en las aulas.

"Los cuidados en las aulas permiten que más chicos puedan regresar a clases de manera segura, a diferencia de lo que ocurrió en la Capital Federal", sostuvo en un comunicado.

La sindicalista afirmó además que los índices de contagio en descenso y el avance de la campaña de vacunación permiten la revisión del plan jurisdiccional y su actualización, que plantea "una intensificación en la presencialidad, lo que no es lo mismo que en la Capital".

Para Rossi, referente lanusense de la CTA que conducen Hugo Yasky y Roberto Baradel, esa realidad provincial no es "la misma que en la Capital Federal, porque los pilares de las políticas de cuidado son el uso correcto del tapabocas, la ventilación adecuada de los ambientes, una máxima distancia social posible en el aula y el cambio del aforo, con un máximo de 1 persona por metro cuadrado y una distancia de 2 metros entre grupos".

"Continúa la vigilancia activa entre estudiantes y docentes ante casos asintomáticos y el aislamiento preventivo por los sospechosos. También rige la higiene personal y la limpieza y desinfección de los espacios físicos en cada escuela y según cada sección", afirmó.

Rossi, quien es directora de escuela, aseguró que esa actualización tiene "una fuerte relación entre cantidad de alumnos y espacios en las escuelas y las aulas", y dijo que quizá en un mismo lugar haya aulas y grupos de distintas dimensiones y cantidades.

"El Suteba plantea que su aplicación se realice con los tiempos necesarios para la organización institucional y la comunicación a las familias", concluyó Rossi. (Télam)