El Sindicato Obrero del Caucho y Afines (Socaya), que conduce José Pasotti, denunció hoy "la intransigencia patronal para alcanzar un acuerdo paritario", y denunció que la Federación Argentina de la Industria del Caucho (Faic) "no ofrece respuestas a los permanentes reclamos gremiales de mejora salarial y tampoco tiene predisposición".

Pasotti señaló en un comunicado que "la Faic carece de predisposición para alcanzar un acuerdo de recomposición de los haberes y para cerrar la paritaria, que venció el 30 de abril último", y advirtió que de persistir esa actitud "se adoptarán medidas de fuerza".

El gremio exige una mejora salarial del 60 por ciento en seis meses y una cláusula de revisión del acuerdo en octubre próximo, pero "la patronal no escucha los reclamos", dijo.

"A las reuniones paritarias solo se presentan dos empresarios que afirman representar a la totalidad de la rama industrial, lo que es una falta total y absoluta de respeto", afirmó.

Además, el dirigente sostuvo que "la intransigencia total de la patronal impide que se produzcan avances", y señaló que "el cierre es urgente porque la paritaria ya expiró".

El dirigente sindical advirtió que de no revertirse la situación el sindicato adoptará medidas de fuerza en todas las fábricas, como en febrero último, retomando el plan de lucha.

El Socaya agrupa a unos 10.400 trabajadores activos y representa a los operarios comprendidos en los convenios colectivos laborales 179/75 y 231/75 del caucho, gomerías, talleres de recauchutaje y armado de rodados, informó un comunicado. (Télam)